Continúa paralizada la actividad en Navantia-Ferrol por el problema de la limpieza

Los representantes sindicales de los trabajadores de Navantia Ferrol decidieron este martes, día 21, paralizar la actividad en el astillero de Navantia-Ferrol al estimar que la dirección no cumplía con su parte en la aplicación de protocolo de seguridad e higiene aprobado entre ambas partes en el marco de la crisis sanitaria, paro secundado asimismo en la jornada de este miércoles.

NAVANTIA CULPA A ACCIONA

Ante esta situación Navantia ha emitido un comunicado en el que se señala que «El astillero de Navantia Ría de Ferrol se vio obligado en el día de ayer (martes) a la paralización de su actividad, al no atender Acciona a los trabajos de limpieza de las instalaciones, y no poder de esta forma garantizar las óptimas condiciones de las mismas para su uso por el personal.

Tras la situación derivada del nuevo estado de alarma decretado por el gobierno, el pasado 13 de abril, Navantia comunicó a Acciona la ampliación progresiva de necesidades de limpieza en función de los requerimientos de reactivación de actividades del astillero.
 
Con el fin de una correcta implementación del protocolo emitido por la dirección de Navantia, y en coordinación con su comité de empresa, se han puesto en marcha una serie de actividades mínimas, abarcando un variado espectro de las que se llevan a cabo en un astillero, que requieren una adecuada limpieza y mantenimiento de condiciones higiénicas de aquellas zonas de las que hace uso el personal encargado de ejecutar dichas actividades. Es por ello que se comunicó a Acciona la activación de recursos adicionales a los que venían garantizando el servicio mínimo. Sin embargo, en el día de ayer, Acciona no atendió a los trabajos de limpieza de las instalaciones debido a desavenencias con su plantilla, de forma que no fue posible garantizar las óptimas condiciones de las mismas para su uso por el personal.
 
Navantia está tomando todas las medidas en su mano para solucionar la situación derivada de este incumplimiento y reanudará la actividad en cuanto se pueda garantizar la utilización de sus instalaciones de forma segura».

DENUNCIA DE LA PARTE SOCIAL DE NAVANTIA

Según han manifestado fuentes de la parte social el problema ha surgido en la limpieza de los vestuarios, al estimar que lo negociado entre ambas partes no se respeta.

Así, aseguran que el trabajo en uno de los buques AOR se desarrolla según lo estipulado, en donde las tareas transcurren con normalidad y adaptados a las medidas preventivas.

Pero en los vestuarios inciden que «los escalonamientos y la coordinación de las empresas para garantizar la limpieza de los mismo se salvó este lunes, 20 de abril, con medidas urgentes, como enviar al personal antes de tiempo para sus casas». De este modo, creen que «no están puestas las bases de esta organización y coordinación, sin contar con su necesaria limpieza».

«La dirección no da los pasos para que se cumpla el protocolo que todos entendemos como bueno y por ello mientras no garantice la limpieza que exige este documento no se podrá continuar con los trabajos», afirman.

LA POSTURA DEL COMITÉ DE EMPRESA DE ACCIONA

Por su parte el comité de empresa de Acciona, la compañía auxiliar encargada de la limpieza en la factoría ferrolana señala que «denuncia la situación en que Navantia ha colocado a la totalidad de su Industria auxiliar desde el día 15 de marzo de 2020, porque, suspendió los contratos que tenía suscritos con las diferentes Empresas y, en consecuencia, los pagos de sus facturas, todo ello de manera precipitada, puesto que lo hizo sin esperar a las medidas extraordinarias adoptadas por el gobierno a partir del 18 de marzo.

Esta actuación trajo como consecuencia que casi la práctica totalidad de las Empresas auxiliares solicitasen la aplicación de ERTES derivados de fuerza mayor para sus trabajadores y trabajadoras, sin ninguna mejora en sus condiciones económicas, cuando en muchos casos esta medida no hubiera sido necesaria por tener otros recursos a los que acudir, tales como el teletrabajo, la distribución irregular de la jornada y el permiso retribuido recuperable, por consiguiente soportando todo el coste de esta situación la totalidad de dichos/as trabajadores/as».

Una decisión de manera indiscriminada

«Además de lo anterior, la decisión de Navantia se adoptó de manera indiscriminada y sin distinción entre trabajos esenciales y no esenciales, saltándose tanto la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público como los Reales Decretos Ley emitidos por el Gobierno, manteniendo la suspensión de un contrato esencial como es la limpieza.

Prueba de ello es que en otras empresas pertenecientes al sector público, como RENFE, se adoptó la decisión de no suspender los contratos con las Empresas auxiliares, sobre todo dedicadas a la limpieza, como es el caso de Acciona, por cuanto este servicio fue considerado esencial y no prescindible desde el primer momento. Por contra, Navantia suspendió el
contrato de limpieza de Acciona desde el día 15 de marzo. Fruto de esta decisión Acciona aplicó un ERTE unilateral de Fuerza Mayor, sin interlocución con la RLT».

Se mantiene un suspenso de contrato de actividad esencial

«En estos momentos que se pretende reactivar la actividad no se comprende la irresponsabilidad por parte de Navantia de mantener en suspenso este contrato de una actividad esencial como la limpieza, que imposibilita el cumplimiento del protocolo de Navantia, poniendo en serio riesgo los usuarios de dichas instalaciones.

Así mismo, no existe ningún protocolo propio de Acciona consensuado con la RLT, siendo un requisito de Navantia en su propio protocolo.

Ante la pasividad por parte de las Direcciones de ambas empresas (Acciona y Navantia ) la RLT de Acciona estamos trasladando propuestas para resolver esta situación incomprensible con el objeto de garantizar la seguridad y salud de todos/as los/as trabajadores/as que operan en las instalaciones de Navantia Ferrol».

Que Navantia sea responsable

«Por lo anterior -finaliza el comunicado- exigimos de Navantia, como Empresa del sector público, que sea responsable, que retome los contratos con las Empresas Auxiliares que realizan servicios esenciales en el Astillero y ello con carácter retroactivo, porque nunca debió provocar que estas Empresas y sus
trabajadores y trabajadoras pagasen las consecuencias de la emergencia sanitaria».

Lea también

Los trabajadores de Navantia en la ría de Ferrol aprueban movilizaciones para las tres próximas semanas

Los trabajadores de los dos astilleros de Navantia en la ría de Ferrol ha aprobado …