Nuestras gentes-Francisco Iglesias Brage, pionero de la aviación, militar, ingeniero y explorador

Francisco Iglesias Brage, nació en Ferrol, el 21 de mayo de 1900 – (+Madrid, 14 de marzo de 1973) fue un pionero de la aviación, militar, ingeniero y explorador español.

Iglesias Brage, era hijo de Francisco Iglesias Castrillón y María Manuela Brage Ramos. Después de estudiar en la Escuela de Artes y Oficios de su ciudad natal, en 1918 ingresa, con el número dos, en la Academia de Ingenieros de Guadalajara. Termina sus estudios con el empleo de teniente en 1923, siendo destinado a la Comandancia de Ingenieros de Ceuta.

La vocación aeronáutica de Iglesias, nació de niño, cuando en mayo de 1913, con motivo de la botadura del acorazado Alfonso XIII en el Ferrol, se celebraron grandes festejos, y entre ellos una exhibición aérea a cargo del francés Poumet y el gallego José Piñeiro. En febrero de 1925 asistió en el aeródromo madrileño de Cuatro Vientos, al curso de Observador de Aeroplano.

Francisco Iglesias Brage logró fama internacional tras intentar batir la marca de la distancia en vuelo, en 1929.

Con su amigo García Lorca

Junto al piloto abulense Ignacio Jiménez Martín, salieron el 24 de marzo de la base aérea de Tablada, en Sevilla, con dirección a Río de Janeiro, con el avión monomotor Breguet XIX GR-72, llamado “Jesús del Gran Poder”.

Pero el intenso viento les consumió el combustible, obligándoles a aterrizar en Salvador de Bahía el 26 de marzo. Realizaron un recorrido de 6.540 km, en un tiempo de 43,58 horas de vuelo ininterrupido. Siendo la segunda mejor marca en distancia absoluta, y la mejor marca en distancia recorrida sobre el mar.

Iglesias Brage y Jiménez

Expedición al Amazonas

En 1932, el gobierno de la República, aprobó el proyecto científico más relevante de la España republicana. Misión que encomendó a Francisco Iglesias Brage. Mientras preparaba la expedición en Perú, con ayuda del emigrante y librero Cesáreo Mosquera, del filólogo palentino padre Lucas Espinosa y del aventurero Alfonso Graña que entonces ya vivía entre los indios jíbaros de la selva peruana, participa como mediador en el conflicto internacional entre Colombia y Perú, el llamado Conflicto de Leticia, apoyando las posiciones peruanas delante de la Sociedad de Naciones.

Fruto de toda esta época es la amplia colección de objetos, piezas etnográficas, una serie de pequeños estudios sobre geografía y botánica, brazaletes y collares de plumas, coronas de plumas negras de tucán, máscaras y flautas, que se conservan en el Museo Nacional de Antropología de Madrid.

Después, como ingeniero, participa en el inicio de la construción del aeropuerto de Lavacolla, en Santiago, en 1935.

La guerra civil

La Guerra Civil Española va a hacer olvidar definitivamente el proyecto de expedición al Amazonas. El día del golpe de estado de Franco, Iglesias Brage, que era capitán de ingenieros, se encuentra en Ferrol, y se pone del lado de los sublevados. Brage se hace cargo en la ciudad de tranvías y transportes.

El 8 de febrero de 1937 las fuerzas de Franco toman Málaga y Brage pasa a ser el responsable de su aeropuerto. La base aérea se utiliza como centro de operaciones logísticas debido a la gran distancia que había del frente. Debido a esa posición de retaguardia se opta por crear allí una escuela de aviación, de la que es nombrado jefe el propio Brage, y que se inaugura el 9 de febrero de 1938.

La ingeniería civil

Después del conflicto es nombrado secretario general técnico del Ejército del Aire, pero después pasa a la vida civil, dedicándose a la ingeniería de aviación, y regresa para continuar los trabajos de construción de Lavacolla, y en concreto, de la pista norte-sur. También en aquel tiempo el promotor del Aeroclub de Santiago, que nace a raíz de una convocatoria realizada por Brage en las oficinas del Ejército del Aire en Santiago de Compostela. Será su primer presidente desde 1947 hasta el 14 de mayo de 1952.

En 1952 es jefe de los servicios de Aeropuertos de Galicia, con grado de coronel, y supervisa la creación del aeropuerto de Peinador.

En 1953 dirige el proyecto del aeropuerto de Alvedro, que aprueba el consejo de ministros el 11 de septiembre, y que incluye la construcción de una pista de vuelo de 1500 x 200 m. y un aeródromo en el monte de Alvedro.

Está enterrado en Ferrol, en el cementerio de Catabois. En el año 2000, por su centenario, el ayuntamiento de Ferrol le tributó un homenaje. Su archivo y biblioteca pertenece al Archivo del Reino de Galicia.

Fue miembro de honor del Real Coro Toxos e Froles. Precisamente el Coro recibió de manos de Ricardo Nores, por entonces dirigente del mismo, concejal y diputado provincial la bandera que había sido adquirida por donaciones populares para que se destinase al “Galicia” en la expedición no realizada al Amazonas. Sobre esa bandera se bordó el escudo del Coro y el nombre de la entidad.

En 1930, se emitió un sello en España con su imagen, junto a Ignacio Jiménez Martín, por la proeza aérea de 1927.

Con motivo del centenario de su nacimiento se celebraron diversos actos en Ferrol presididos por el alcalde, Xaime Bello, y al que acudieron dos sobrinas de Iglesias Brage

El monolito en Ferrol

En Ferrol se le dedicó un monolito que se situó en el Parque Municipal “Eduardo Ballester” hoy “Raiña Sofía”. Al acto de inauguración celebrado en el año 1954 asistió el propio Iglesias Brage. A las siete de la tarde del día 26 de marzo el coronel Iglesias pronunció un discurso en el salón de sesiones del ayuntamiento seguido del descubrimiento de un retrato en la cámara de comercio como miembro de honor de dicha cámara y una cena. El acto central se produjo el día 27 con la inauguración del monolito a las doce y media de la mañana en el Parque Municipal.

Con motivo de la ocupación de una parte del parque para dedicarla a “Acuaciencia” se desmontó el monolito, que tenía una placa de bronce dedicada al aviador ferrolano con la intención de montarlo en el Cantón de Molíns pero…pasaron los años y prácticamente nadie sabe donde están “las piedras y la placa”. ¡Así paga la ciudad a un héroe de la aviación!.

Por sus hazañas recibió la medalla de plata de Ferrol y la placa de la Orden de Alfonso X el Sabio

 

 

 

Lea también

O Campus Industrial de Ferrol acolle unha nova edición do Curso Carlos Gurméndez

A vicerreitora do Campus de Ferrol e Responsabilidade Social, Ana Ares Pernas; a presidenta do …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *