Editorial-Ferrol disfruta de la paz y la alegría de la Navidad

No se puede hablar de la Navidad sin considerar la reunión familiar, la decoración navideña, los regalos…las fiestas y actos que tradicionalmente se organizan, y de eso sabemos mucho en Ferrol.

A pesar de las situaciones conflictivas y de extrema pobreza que se extienden a lo largo y ancho del mundo, cuando llega la Navidad el optimismo y la esperanza, y valores como la generosidad, la solidaridad y la paz, se apoderan de todos nosotros. A eso llamamos el espíritu de la Navidad, una fiesta que nos permite renacer y estar más en familia y entre amigos y disfrutar de unos festejos organizados, por todo lo alto, por el gobierno local..

El espíritu navideño nos hace sentirnos más cercanos a los demás y recuperar ese sentido infantil que dejamos a un lado el resto del año. Y qué mejor forma de hacerlo que reunir a toda la familia para celebrar el nacimiento del Niño Jesús, la llegada de Papá Noel o el Día de Reyes. Reuniones extensivas a amigos, compañeros de colegios, corales, asociaciones…todos, todos reunidos con espíru¡itu navideño.

Pues bien, para festejar la Navidad nada mejor que participar en los diferentes actos festivos que se prolongan incluso un día más aprovechando la festividad del Santo Patrono, San Julián.

Este año el gobierno local, a través de la concejalía de Fiestas, ha tratado de ofrecer toda una serie de actividades festivas dedicadas “a todos y todas” , a menores y mayores, porque el caso es divertirnos, pasarlo lo mejor posible y disfrutar de estas fiestas navideñas.

Buen acierto el contar con jugadores del Racing como “apretadores” del botón de inicio del alumbrado navideño. Y prueba del acierto ha sido el “llenazo” de la plaza de Armas. Y junto a ellos los tradicionales villancicos…y tras esa primera jornada días y días de conciertos, todo tipo de actividades culturales, juegos infantiles, desfile de Papá Noel, un alumbrado extraordinario y la esperada cabalgata de los Reyes Magos.

Hace muchos y muchos años, en un pequeño pueblo llamado Belén, ocurrió algo muy especial en un establo. En una noche estrellada nació un bebé muy, muy importante, a quién sus padres, María y José, le dieran el nombre de Jesús. La llegada de Jesús estaba siendo esperada por mucha gente, incluso por algunas estrellas que parecían celebrarla.
La historia cuenta que Jesús era un regalo para el mundo porque traería paz y amor. Por eso, muchas personas empezaron a celebrar su cumpleaños cada año, y así nació la Navidad. En esa época no había árboles decorados ni regalos envueltos en papel brillante, pero había mucha alegría y gente que compartía con los demás.

Con el tiempo, la Navidad se fue transformando en una fiesta en la que no solo recordamos el nacimiento de Jesús, sino que también pasamos tiempo con nuestras familias, compartimos regalos y comemos cosas deliciosas.
Por ello, cada año celebramos la Navidad, unos días perfectos para recordar lo importante que es querernos y ayudarnos unos a otros, ¡justo como Jesús nos enseñó! Así que ahora ya sabéis, cuando veáis las luces, los árboles y los regalos, pensad también en ese bebé que nació hace tanto tiempo y en cómo su cumpleaños se convirtió en la gran fiesta que disfrutamos hoy. ¡Eso es la Navidad!.

Y a eso , a esa alegría, colabora el concello ferrolano. Incluso «han vuelto» al interior del Palacio Municipal las figuras del «Portal de Belén«.

Calles abarrotadas a muchas horas del día, música en la rúa, contando con la colaboración de hosteleros y comerciantes, alegría, saludos, abrazos , reencuentros…y de deseo de paz y sobre todo de unión por un Ferrol mejor.

Ah, y lo que no podía faltar, las tradicionales barracas que asimismo han vuelto a su lugar habitual del Cantón de Molíns.

Gracias concello, gracias vecinos, gracias amigos…

y que la paz reine por muchos años y…no os olvideis de los que más lo necesitan.

Lea también

Editorial-Lo de As Pías……un fiasco y algo más. Algunos las “matan” callando

El día 15 de octubre de 2021 el alcalde, por entonces, Ángel Mato, y el …