Empresarios gallegos exigen compromiso al Gobierno tras quedar fuera de fondos europeos el hidroducto a Guitiriz

La confederación de empresarios de Galicia (CEG) exige «compromiso» al Gobierno central si Europa no financia el tramo Zamora-Guitiriz de la red de hidrógeno verde, tras quedar fuera del listado de proyectos que podrán recibir fondos europeos.

Por su parte, empresarios de la comarca de Ferrolterra, Eume y Ortegal llaman a Enagás y a «todos los actores políticos implicados» para revertir la situación.

Precisamente el consejero delegado de Enagás, Arturo Gonzalo Aizpiri, aseguró este martes que el desarrollo de proyectos como Zamora-Guitiriz está en sus «previsiones» y mostró «el convencimiento de que es un hidroducto muy relevante, clave para conectar a Galicia con el resto de la red española y apuntalar lo que será el hub energético del noroeste».

En un comunicado de prensa, este miércoles, la patronal gallega denuncia que «la ausencia de Galicia en el mapa del corredor de hidrógeno de Bruselas condena» a la comunidad «al aislamiento y a perder competitividad».

El presidente de los empresarios gallegos, Juan Vieites, advierte que «hay importantes proyectos en marcha». «Si Europa no financia, exigimos el compromiso del Gobierno de España para acometer estas infraestructuras y su financiación e impedir la ausencia de Galicia en el corredor de hidrógeno», subraya.

La confederación apunta que Galicia necesita «estar conectada y no aislada» e incide en que «el Gobierno de España garantizó que no quedaría fuera del corredor de hidrógeno verde que comunicará Portugal, resto de España, Francia y Alemania, H2Med».

En este sentido, Vieites denuncia que «se está negando a Galicia un desarrollo igualitario con respecto a otras comunidades de España al poner en riesgo inversiones millonarias destinadas a grandes proyectos como las plantas de Meirama, As Pontes y Arteixo».

«Se vuelve a dar la espalda a los proyectos gallegos. Perderemos competitividad. Si Europa no financia, exigimos el compromiso del Gobierno de España para acometer estas infraestructuras y su financiación e impedir la ausencia de Galicia en el mapa del corredor de hidrógeno de Europa», ha reiterado.

Advierte en esta línea que «el importante esfuerzo y compromiso de las empresas para la producción de hidrógeno verde en Galicia no está siendo correspondido con una apuesta clara y decidida para conectar el territorio con Portugal y con el resto de Europa, como sería razonable».

Según recuerda, la Comisión Europea acaba de anunciar que el hidroducto ‘H2Med’ y su red troncal formarán parte de la lista de 166 proyectos energéticos de interés estratégico para la UE y, por tanto, podrán optar a subvenciones con carácter prioritario. Queda excluido el tramo Guitiriz-Zamora.

«Galicia es una de las comunidades autónomas que más producción de energía renovable aporta. No es muy coherente que si contamos con una cartera de proyectos que posicionarán a Galicia a nivel internacional y que previsiblemente contarán con financiación comunitaria, no se apueste por las infraestructuras necesarias que permitan su despliegue y competitividad», lamenta el presidente de la CEG.

Juan Manuel Vieites afirma que «se entorpece aún más» la «cohesión económica social y territorial con el resto del Estado y con Europa» y considera que «España debe trasladar a la Unión Europea planes y propuestas que contengan las necesidades de Galicia para su desarrollo y para la competitividad de sus empresas».

«En el mapa de Bruselas no hay ninguna infraestructura que llegue a Galicia, porque no se hicieron los deberes», opina.

Por otra parte, la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) advierte que «se ha comprometido la gran apuesta de Galicia por la transición energética, pero también se ha puesto en peligro la viabilidad de empresas y proyectos industriales que habían suscrito contratos PPA con los promotores de muchos de estos parques y cuya competitividad queda ahora comprometida si no se ejecutan los proyectos».

«Que varios proyectos eólicos estén paralizados y judicializados ha implicado costes económicos millonarios y ha generado incertidumbre e inseguridad jurídica para las empresas involucradas y para todo el tejido industrial de Galicia», añade.

A mayores, avisa de que «tendrá graves implicaciones para otros proyectos nuevos y tractores de la economía como son los de hidrógeno y de amoníaco o fabriles ya anunciados y que demandarán un gran consumo de energía nueva y renovable, que podrían peligrar si los desarrollos eólicos no se implantan».

Cree que «hay que tener en cuenta que dichas paralizaciones generan perjuicios irreparables claros a corto plazo como la caducidad de los permisos de acceso y conexión; incumplimientos en los contratos a largo plazo de suministro de energía (PPA) o el pago de penalizaciones millonarias por incumplimiento de contratos con tecnólogos y empresas constructoras».

FERROLTERRA

Por su parte, Cofer, la confederación de empresarios de Ferrolterra, Eume y Ortegal, indica a través de otra nota de prensa que «se suma a las reivindicaciones autonómicas en defensa de la conexión de Galicia a la red troncal de hidrógeno verde».

Lamenta la decisión de la UE de «excluir a Galicia de la red de hidrógeno verde» y expresa su apoyo a los proyectos de producción de H2.

Expresa su «preocupación por la exclusión de Galicia de la red de hidrógeno de la UE y apoya las reivindicaciones que el Gobierno autonómico hace en defensa del sector».

Lamenta la decisión de la UE de catalogar como «no elegible» el tramo gallego Guitiriz-Zamora e incide en que es la «única tubería excluida del mapa español, hecho que marca un contraste con otras regiones del país que recibirán financiamiento y trato preferencial».

«Proyectos que suman una inversión millonaria en As Pontes, Cerceda y Arteixo, entre otros, verían peligrar su viabilidad si no se desbloquea esta situación», recalca esta confederación.

Por tanto, el presidente de Cofer, Cristóbal Dobarro, pone de manifiesto la «inquietud» del tejido empresarial ante «la posibilidad de ver lastrada esta industria, llamada a ser fundamental a nivel comarcal y autonómico». «Desaprovechar nuestro destacado potencial de generación de hidrógeno verde, gracias a la abundancia de agua y viento, sería una gran imprudencia que debemos evitar», apostilla.

De este modo, hace un llamamiento a Enagás, actual operador de la red de gasoductos, y a todos los actores políticos implicados para «revertir la situación y evitar tanto el aislamiento energético de Galicia como la disuasión de futuras inversiones, que podría ocasionar un grave perjuicio a la economía comarcal».

Lea también

Toda la costa gallega estará en alerta naranja por oleaje y fuertes vientos

La Dirección Xeral de Emerxencias e Interior de la Xunta ha activado este miércoles la …