La candidata número 2 del PSOE propone eliminar el concurso internacional de piano, porque Ferrol no es Santander…

José Carlos Enríquez Díaz

La número dos de la candidatura  del Partido Socialista en declaraciones dentro del ciclo de “contamo ti» de Canido ha dado a entender que este certamen igual no es tan importante para  Ferrol, “Ferrol no es Santander” ha llegado a pronunciar.

Parece mentira que una señora del mundo cultural llegue a proponer eliminar o hacer un certamen cada dos años. Lo más sorprendente es que esta señora además sea secretaria de una institución cultural como es la Filarmónica Ferrolana. Como dejemos gobernar a esta persona y asuma cultura en un mes se cargará la cultura de Ferrol empezando por este símbolo como es el Concurso de Piano.

El Concurso de Piano de Ferrol lleva ya más de 30 ediciones. Su primera edición se remonta a mayo del año  1984, el certamen se denominaba por entonces “Gregorio Baudot”. El certamen ha ido evolucionando contando con prestigiosos jurados y concursantes y con una final que atrae a numeroso público en la que en las últimas ediciones participa la Orquesta Sinfónica de Galicia

El concurso además evolucionó con el tiempo llevándose a cabo la colocación de pianos de cola en puntos de la ciudad atrayendo a público y además ha involucrado a la propia ciudadanía de Ferrol potenciando que aquellos ferrolanos que tengan piano los cedan a los participantes del concurso.

Ferrol es una ciudad que vive de cara al mar, que tiene un punto de nostalgia por el pasado y que se empeña en vivir del Naval cuando hay que diversificarse y generar empleo en otros sectores… hay que abrir nuevos nichos de mercado. Hay que potenciar todo lo bueno que tenemos en Ferrol por explotar. Podemos hacer de Ferrol una ciudad como Bilbao. Una ciudad que es ejemplo a nivel mundial de transformación urbanística y que ha mantenido una cultura y señas de identidad que la hacen única y singular.

La música no solo brinda la posibilidad de vincularse con el otro, sino que también permite desarrollar un concepto de identidad. La música es el vehículo que se encarga de  darle vida a los diferentes contextos que nos rodean, mediante un lenguaje emocional que logra descifrar su significado de acuerdo al contexto. En el ámbito social, la música logra adaptarse a cualquier dinámica, logrando así un efecto positivo en las prácticas sociales. Por esta razón Pardo Rojas afirma que: “la práctica social crea las músicas como un aspecto intrínseco de dinámicas sociales, simultáneamente con la configuración de desarrollos identitarios como condiciones mismas del accionar colectivo”

Muchas comunidades ven en la música la oportunidad de compartir sus pensamientos, tradiciones, cultura e incluso hasta sus necesidades. Muchas de ellas se fortalecen a raíz de su tradición por medio del lenguaje sonoro, tomando la música como pilar fundamental para su desarrollo. La música está presente desde la inteligencia que puede llegar a desarrollar una persona cuando se encuentra debidamente canalizada, hasta aquellos movimientos político-sociales que han unido a países enteros y que han podido inspirar a grandes artistas de diferentes géneros musicales con ideales sociales y creando las más grandes y nobles causas en beneficio de diferentes personas todo a través de sonidos, melodías y letras.

Así, pues, hoy en día tenemos políticos de “pacotilla”, que se distinguen por la singularidad de su discurso oportunista,  insípido y falto de rigor ideológico. Sus posiciones públicas son deslavazadas (¡qué pena!). Como en la época de los sofistas griegos aparentan saber lo que no saben. Asisten con puntualidad a las reuniones de  exaltación de su ego acompañados por sus acólitos consejeros y asesores.

En este país, tanto hacer cultura como tener acceso a ella son lujos que una gran parte de la población no se pueden permitir. ¡Una ciudad sin cultura es una tierra baldía e insustancial!

La gran ironía es que hace pocas semanas en el Centro Cívico de Canido Ángel Mato hablaba de fomentar la igualdad en la formación y la educación…

Un político que fomenta la cultura es aquel que valora y promueve la importancia de la educación y la formación en la sociedad y trabaja para apoyar y desarrollar la vida cultural de sus ciudadanos. Este tipo de político reconoce que la cultura es una parte fundamental de la identidad y el patrimonio de un pueblo, y que su promoción puede tener beneficios sociales, económicos y educativos.

Lamentablemente hay políticos que actúan de manera contradictoria a sus principios o promesas, es decir, que dicen una cosa y hacen otra. Este tipo de políticos pueden engañar y manipular a la población al presentarse como defensores de determinados valores o ideales, pero en realidad actúan de forma contraria a ellos.

Es importante que los políticos sean honestos y coherentes con sus principios y promesas, y que actúen en beneficio del bien común y del interés general de la sociedad.

No es de extrañar que en las encuestas, algunos de los encuestados, anónimos (Preguntados sobre el PSOE), se declaran votantes de la candidatura socialista pero no están conformes con la distribución de los puestos, criticando claramente la inclusión de la número dos.

Así las cosas, tampoco resulta extraño que la responsable de la Biblioteca en el 2019 figuraba en la candidatura a las municipales por el PSdG-PSOE  ahora «se ha pasado» a un puesto destacado en la candidatura de Ferrol en Común para las municipales de mayo de este año. ¡Cousas veredes!

 

Lea también

La política es para los corredores de fondo

Enrique Barrera Beitia En la política triunfan preferentemente los corredores de fondo, los que saben …

2 comentarios

  1. Y quien es esta señora ?