La Asociación para la defensa del patrimonio de Ferrolterra preocupada ante la documentación presentada para Patrimonio de la Humanidad

La Asociación para la defensa del patrimonio de Ferrolterra Paferr ha emitido un estudiado y amplio comunicado en relación a la presentación de la candidatura de Ferrol a Patrimonio Mundial.

«En primer lugar, queremos manifestar nuestra satisfacción por el relanzamiento de la candidatura. Como conjunto principal y exponencial del patrimonio de Ferrolterra, y como consecuencia lógica del trabajo desempeñado desde 2001 para alcanzar este galardón, es una excelente noticia que se vuelvan a retomar los trabajos de la misma», señala Paferr. 

Preocupaciones

«En cuanto al contenido del informe, sin embargo, tenemos que mostrar cierta preocupación por los siguientes motivos:

Epígrafes 1, 2 y 3: Identificación, Descripción, Justificación (pp. 1-176): básicamente es un documento de diez años de antigüedad en el cual no se han corregido los errores ni completado los vacíos informativos existentes, lo que indica que no se han integrado los documentos generados en los últimos años acerca de la candidatura y sus diversos bienes (publicaciones, artículos, expedientes de obtención de BIC, etc.). Es, por tanto, una nueva maquetación del documento preexistente, sin actualizar, con añadidos de “corta-pega” hechos sin cuidado, modificaciones erróneas y omisiones tan importantes como la Puerta del Dique (AM17, pág. 75). Tampoco el cambio o añadido de fotografías se corresponde con el carácter demostrativo que ha de tener un documento de estas características. Se aprecia también la omisión de gran parte de la planimetría actual, demostrativa, junto con los planos históricos, de los valores que se pretenden poner de relieve.

Epígrafe 4: Conservación (pp. 180-207): en este punto hay que lamentar un grave desconocimiento del uso de los términos de autenticidad, integridad y, sobre todo, funcionalidad, que es completamente erróneo. Tampoco se hacen especificaciones de los entornos de protección, destacando especialmente la nula mención del tren al puerto exterior y sus consecuencias para el Arsenal Civil de La Cabana y el Puerto Natural. Por otra parte, en el ámbito de los factores de riesgo, se consideran exageradamente riesgos climáticos y medioambientales y prácticamente ninguno debido a la acción humana. Tampoco se señala uno de los aspectos más críticos, que es la accesibilidad a la mayoría de estos bienes, muy particularmente a las Defensas Costeras (DC).

Epígrafe 5: Protección y Gestión (pp. 240- 251): se limita a exponer las indicaciones recogidas en las directrices de ICOMOS y otros documentos técnicos (relativos, sobre todo, al turismo) sin concretar más allá de la necesidad de un órgano de gestión, sin manifestar en ningún punto acuerdos o decisiones en firme con los propietarios y/o administradores de los bienes. A la vista de lo sucedido en FITUR y en la presentación del Año del Patrimonio Europeo, sentimos cierta inquietud acerca de los verdaderos apoyos oficiales a la candidatura.

Epígrafe 6: Supervisión (pp. 254-263): es quizá el apartado más correcto, con un listado de indicadores para cada subconjunto, plazos, documentos legales y administraciones responsables, y propone la creación de una comisión de seguimiento. Dado que el mantenimiento de estos índices es fundamental para conservar la declaración, se echa de menos una profundidad mayor en el contenido.

Epígrafes 7 y 8: Documentación e Información de contacto (pp. 268-299): desgraciadamente no se reflejan ni la cantidad ni la calidad de los documentos históricos (a excepción de la bibliografía) que son el puntal para la justificación de la inscripción. En cuanto a la información, hay errores de bulto (como la referencia al Centro Internacional de Estudios de Fortificación y Apoyo Logístico –CIEFAL, cuya sede hace muchos años que no está en el Torrente Ballester) y se echa de menos la alusión a los autores intelectuales de la mayor parte del documento, es decir, del contenido específico -y, por ende, de la candidatura (apartados 1, 2 y 3)-, grupo interdisciplinar que formaba la Comisión para el Patrimonio Histórico de Ferrol desde el año 2001. También nos preguntamos qué ocurre con la web de la candidatura -citada en este documento- donde se recogía y podía descargarse toda la información y publicaciones cuyo contenido no está disponible, así como por la accesibilidad al material custodiado en el Antiguo Hospicio. En cuanto a la recogida de firmas, recordamos que esta iniciativa ya se llevó a cabo en diferentes sedes hace varios años y las firmas ya consignadas deberían estar contabilizadas y custodiadas en el mismo archivo.

Por último, el cambio de nombre de un bien ya inscrito en la lista indicativa debe justificarse, puesto que la aceptación en la misma se hace bajo un título y unos criterios determinados. Cabe esperar que esta variación no suponga un problema, habida cuenta de que tampoco supone ningún cambio de contenido, pese a que en sucesivas ruedas de prensa los ¿responsables? del trabajo presentado insistieron en la ineficacia y la poca idoneidad de los documentos previos y de los bienes incluidos».

Por todo lo anteriormente expuesto Paferr se pregunta cuál es la justificación del gasto, a cargo del Ayuntamiento de Ferrol, de lo que básicamente se considera un cambio de diseño de un documento preexistente y,» a pesar de nuestro firme apoyo a la candidatura, exigimos la aclaración de estos términos y la demostración, si es posible, de que esto no es una nueva cortina de humo para salir en la foto» finaliza el comunicado.

Lea también

Gañadores do XXVIII Concurso de Humor Gráfico Curuxa do Humor en Fene

Logo das oportunas deliberacións, na xuntanza celebrada no Museo do Humor Xaquín Marín, o xurado …

Un comentario

  1. el patrimonio sera de ferrol , porque se dice ferrolterra ?e