Se confirma que la intoxicación de los asistentes a una boda en Pazo Libunca tuvo origen alimentario

pazo-libunca-1La intoxicación por la que se vieron afectadas unas noventa personas , de los 110 invitados, que acudieron a una boda celebrada el 30 de septiembre en el Pazo Libunca, de Narón, tuvo un origen alimentario según confirmaron fuentes de la Consellería de Sanidade a Galicia Ártabra en la mañana de este miércoles.

Según últimas informaciones facilitadas por algunos de los afectados se les indicó que finalizados los trabajos de las pruebas analíticas se confirma el origen alimentario y más concretamente al salpicón servido a los asistentes en el banquete de boda.

En principio se achacaba la intoxicación a alguna persona portadora del virus que se había puesto en contacto con otros asistentes a la boda aunque desde un principio varios de los afectados señalaban que la causa había sido la comida.

Si bien no fue necesario ingresar en centros hospitalarios a ninguno de los afectados la cifra de los mismos fue creciendo desde los treinta iniciales a unos noventa que se daban finalmente como los que habían recibido asistencia médica en el Marcide y otros centros así como los que habían sentido molestias pero decidieron finalmente no acudir al médico. Entre los intoxicados figuraban los novios y familiares de los mismos.. La mayoría eran vecinos de Ferrol .

La Consellería de Sanidade, a través del departamento de Saúde Pública, había activado un protocolo para investigar el origen de lo que en principio señalaron como gastroenteritis vírica . Desde Sanidade confirmaron esta afección y que se había iniciado una investigación sobre lo ocurrido para determinar el origen del foco.

Lea también

Narón acolle a III edición do “Trail Costa Ártabra”

O edil de Deportes, Ibán Santalla, e o presidente da Asociación Deportiva Cultural Bombeiros de …

3 comentarios

  1. ¿Y se va a cerrar o cuando menos multar a ese establecimiento? Dado que se trata de un local caro el castigo también lo debe ser.

    • De hecho solo hay ver la escasa propaganda que se le ha dado en comparación a lo ocurrido no hace mucho en el MOntesol, teniendo este último muchos menos afectados.