El Patrimonio industrial. El dique de mareas de La Cabana

En su labor de defensa y puesta en valor del Patrimonio ferrolano, el Foro de Amigos de Ferrol (FAF) y la Asociación en Defensa del Patrimonio de Ferrolterra (PAFFERR) con el apoyo de Buxa (Asociación Galega di Patrimonio Industrial) dan a conocer sus propuestas para la puesta en valor del Dique de Mareas de La Cabana.

faf-y-otros

  —-ooooOoooo—-

Durante el siglo XIX estuvieron en funcionamiento tres astilleros privados en la banda norte de la ría de Ferrol: los de Abella (conocidos como el Reverbero) y de Otero Gil, ambos en A Graña, y el de Cardemil, luego de Manuel Ciarán, situado en La Cabana.
El último de ellos, conocido como Arsenal Civil de La Cabana fue fundado el año 1810 por el empresario Juan Antonio Cardemil, e incluía en sus instalaciones un notable dique seco de carenar, el dique de mareas, considerado el más antiguo de Galicia y el segundo más antiguo de España.

dique-1
El astillero de La Cabana estuvo en función hasta principios del siglo XX, construyendo varios buques para la Armada y complementando las actividades del Arsenal Militar. El año 1836 pasó a propiedad del ingeniero Manuel Ciarán, que modernizó y amplió sus talleres y almacenes.

Durante su época activa, en el astillero de La Cabana se construyeron una corbeta de 800 toneladas y una urca de 700 toneladas (ambas compradas por la Armada), además de otras unidades menores. El astillero también se dedicó a la reparación de diversas naves mercantes y militares.
A partir del año 1883 las instalaciones de La Cabana se utilizaron como destilería de elaboración del queroseno necesario para el alumbrado de Ferrol, siendo desmantelada esta fábrica alrededor del año 1900. Desde entonces y hasta el año 1923 mantuvo una actividad esporádica como astillero, acogiendo más tarde la fábrica de Jabones Beceiro.
En la década de los años 1960 el antiguo astillero se utilizó como pista de baile “Brisas del Mar” y en los años finales del siglo XX como sala de fiestas “La Nave”. Finalmente el Concello de Ferrol adquirió las instalaciones, siendo destinadas a diferentes usos náuticos, deportivos y recreativos.

dique-2
Del antiguo Arsenal Civil solo queda prácticamente el dique de mareas que estuvo funcionando en plan intensivo hasta el año 1858. El citado dique está elaborado de sillería de buena calidad, tiene 55 metros de longitud, 15 metros de ancho y 3 metros de calado medio, siendo incluido en el proyecto de candidatura de Ferrol a Patrimonio de la Humanidad, por lo que en su momento se procedió a llevar a cabo un Plan Director para establecer unos criterios de gestión, incluyendo su protección, rehabilitación y posterior utilización, todo ello en base a poder ser considerado un Bien de Interés Cultural (BIC).
Su rehabilitación, favorecida por el hecho de ser de propiedad municipal, debe contemplar la restauración material del dique, los edificios de apoyo y los muelles. Debería incluir un obrador o taller de carpintería de ribera que recupere un oficio en trance de desaparición y un Centro de Interpretación sobre los diques secos y de marea, incluyendo el estudio de los materiales, herramientas y técnicas utilizadas en la construcción naval dentro de la ría ferrolana. Finalmente su puesta en valor debe traer consigo su inclusión en la Ruta de la Construcción Naval, como una forma de potenciar el Turismo Industrial.

Mesa redonda 

Este  viernes día 30 de Septiembre a 2000 horas se va a celebrar una Mesa Redonda en la Galería Sargadelos con miembros de las entidades Aociación en Defensa deñ Patrimonio de Ferrolterra, Asociación Galega  do Patrimonio Industrial y Foro de Amigos de Ferrol  recordando la historia y dando a conocer sus propuestas para la puesta en valor del Dique de Mareas de La Cabana

Lea también

O concurso ‘Quero Cantar’ elixe gañadores na Gala do Teatro Colón

Santiago de Compostela, Teo, A Laracha, Redondela ou Cangas do Morrazo son localidades de orixe …

Un comentario

  1. Excelente iniciativa que lleva sonando varios años. La pena es que esos pequeños proyectos que van incrementando el valor global del conjunto de la Ruta de la Construcción Naval y de la Candidatura del Patrimonio Industrial del Ferrol de la Ilustración no son apoyados por ninguna institución pública ni por ninguna administración. No creo que la rehabilitación de esas instalaciones supusieran un gran costo, pero se necesita la implicación de todas las entidades que se beneficiarían inmediatamente de la existencia de un dique rehabilitado y en funcionamiento (Ayuntamiento, Autoridad Portuaria, Fundación EXPONAV, Diputación, Xunta y Gobierno Central).