El TSXG decreta la suspensión cautelar de seis parques eólicos

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha acordado la suspensión cautelar de seis parques eólicos autorizados por la Xunta al entender acreditada la existencia del periculum in mora, que forma parte de la esencia de la medida cautelar, pues con él se intenta asegurar que la futura sentencia pueda llevarse a la práctica de modo útil, lo que no se conseguiría en el supuesto de que se hubieran producido situaciones irreversibles.

En concreto, ha decretado la paralización cautelar de los parques Alvite II -situado en Mazaricos, Negreira y Santa Comba (A Coruña)-; Valdepereira -situado en Lalín (Pontevedra) y O Irixo (Ourense); Coto Loureiro -situado en A Laracha y Cerceda (A Coruña), Estivada -situado en Agolada (Pontevedra) y Antas de Ulla (Lugo)-; Piago -situado en Cervo, Xove, Viveiro y Valadouro (Lugo)- y Feás -situado en Aranga y Coirós (A Coruña). 

La sección tercera de la Sala de lo Contencioso-administrativo del alto tribunal gallego advierte que “la prevalencia de la protección ambiental no significa que si la actuación incide en el medio ambiente tenga que ser suspendida de forma automática”.

De esta forma, recuerda que para acoger las medidas cautelares fundadas en el periculum in mora “es necesario tener en cuenta que no basta con hacer una referencia genérica a daños posibles, sino que se tienen que singularizar y acreditar, esto es, pasar de la abstracción a la concreción”.

En los seis casos analizados, la Sala concluye que se han acreditado los perjuicios que las instalaciones podrían ocasionar a valores medioambientales sensibles, así como la presencia en esas zonas de especies vulnerables o en peligro de extinción.

En el auto relativo a Coto Loureiro, recalca que queda indiciariamente acreditada “la presencia de lobo en el entorno y la ausencia de realización de acciones previas que salvaguarden las zonas de encame o de encuentro”. Y, en el que la Sala analiza la solicitud sobre el de Piago, señala que se considera indiciariamente probada “la afectación visual y paisajística, tanto a la Red Natura como a las áreas de especial protección del paisaje”.

En la resolución en la que el TSXG estudia la medida solicitada por la vecindad afectada respecto al parque eólico Alvite II, subraya que resulta acreditado que la propia Declaración de Impacto Ambiental (DIA) “contempla como hipótesis que la captación de aguas, de la que se abastecen algunas de las casas relacionadas en el informe pericial de la demandante, sí pueden ser afectadas por las obras, sin que la Sala aprecie de qué forma se prevé en la DIA paliar o neutralizar los efectos durante las obras, lo cual resulta especialmente grave, teniendo en cuenta que se trata del agua potable de los afectados”.

En el caso de Valdepereira, la Sala indica que la distancia a la que se proyectan construir las instalaciones eólicas -al menos uno de los aerogeneradores está situado a 610 metros de la aldea de la Ermita- es “susceptible de ocasionar una perturbación significativa sobre la salud de las personas y el bienestar de los animales, que constituye un daño de difícil reparación, al incidir, en relación a los humanos, sobre los derechos fundamentales a la integridad física y a la vida privada y familiar dentro del domicilio”.

Además, los magistrados advierten que, en sede cautelar, la ponderación favorable de intereses económicos como prevalente es “extremadamente excepcional, solo admisible cuando compromete de forma esencial la economía de la nación o produce un daño particularmente intenso”.

Balance

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha notificado hasta hoy 96 autos -77 estimatorios y 19 desestimatorios- en los que decide sobre las solicitudes de suspensiones cautelares de 52 parques eólicos, de los cuales 49 han sido estimatorios -Ventumelo, Porto Vidros, Banzas, Monte Neme, Zamorra, Touriñán II, Felga, Rodeira, O Cerqueiral, Chao do Marco, Monte Peón, As Encrobas, Pico Seco, Serra do Faro Ampliación II, As Penizas, Figueiras, Reboiro, Alto da Telleira, Troitomil, Outeiro Grande, Rodicio II, Alto de Montouto, Meirama, Monte da Croa, Gato, Cunca, Serra do Farelo, Maxal, Serra do Colmo, Uxo, Castro Valente, Marcofan, Serra do Punago, Acibal, Monte do Cordal, Dos Cotos, Treboada, Mesada, Legre, Xeada, Serra do Furco, Campo das Rosas, Xesteirón, Alvite II, Valdepereira, Coto Loureiro, Estivada, Piago y Feás; y, el resto (3), desestimatorios -Vilartoxo, Neboada y Seselle-.

 **El número total de autos no coincide con el de parques eólicos sobre los que se ha pronunciado el TSXG porque sobre algunos proyectos hay diferentes resoluciones judiciales debido a que distintas entidades y/o administraciones solicitaron suspensiones cautelares sobre un mismo parque, aportando diferentes informes periciales y/o argumentos.

En ocasiones, hay proyectos sobre los cuales el TSXG ha emitido autos en los que ha decretado la suspensión y, en otros, la no adopción de la medida cautelar, con lo cual prevalece la suspensión. Por lo general, las desestimaciones, en estos casos, se deben a carencia sobrevenida de objeto -es decir, porque ya habían sido suspendidos de forma cautelar- o porque la Sala considera insuficientes los motivos e/o informes presentados.

**Tras una revisión sobre el listado de parques suspendidos, hemos detectado que faltaban tres, notificados hace meses, -Serra do Furco, Campo das Rosas y Xesteirón-, por lo que hemos procedido a incluirlos en la lista.

Lea también

Asotrame organiza dos webinars sobre nutrición y sexualidad en pacientes con cáncer

Asotrame retoma en la segunda quincena de este mes el programa online “Hablemos de hematología”. …