¡José Manuel Rey Varela, un talentazo!

José Carlos Enríquez Díaz

En una pequeña ciudad, el alcalde siempre ha sido visto como una figura central de la vida comunitaria. Sin embargo, en Ferrol, el alcalde no solo es un líder, sino también una fuente constante de alegría y optimismo. El término «alcalde alegre» describe perfectamente a José Manuel, quien ha transformado la manera en que los ferrolanos percibimos el gobierno local.

La familia es la base de la sociedad, y José Manuel está demostrando que tiene la capacidad para  hacer de Ferrol un lugar más amable para las familias un mejor lugar para nacer y un mejor lugar para vivir

Desde que asumió el cargo, Rey Varela ha demostrado que la alegría y el buen humor pueden ser herramientas poderosas para la administración pública. A diferencia del anterior alcalde que adoptó una postura seria y distante, Rey Varela siempre se presenta con una sonrisa. Su risa contagiosa y su actitud positiva han creado un ambiente de cercanía y confianza entre él y los ciudadanos.

Las reuniones del ayuntamiento, que antes solían ser formales y algo tensas, ahora son espacios donde se fomenta el diálogo abierto y la cooperación. Nuestro alcalde sabe que un ambiente relajado puede facilitar la resolución de problemas y la toma de decisiones colectivas. Su enfoque ha resultado en un gobierno más transparente y participativo, donde los ciudadanos nos sentimos verdaderamente escuchados y valorados.

Además de su actitud en el trabajo, Rey Varela es conocido por su entusiasmo en los eventos comunitarios. No hay festival, feria o evento deportivo donde no se le vea participando activamente, ya sea inaugurando actividades o simplemente disfrutando junto a los vecinos. Este compromiso con la vida social de la ciudad no solo está incrementado su popularidad, sino que también está revitalizado el sentido de comunidad y pertenencia entre los habitantes.

El impacto del alcalde alegre de José Manuel va más allá de su presencia física. Su liderazgo inspira a otros funcionarios y empleados municipales a adoptar una actitud similar, creando un efecto dominó de positividad en toda la administración. Las oficinas del ayuntamiento son ahora lugares donde reina el buen humor y el compañerismo, lo que se traduce en una atención más amable y eficiente para los ciudadanos. Además es una persona joven, engancha con sus palabras y sus razonamientos. En todo momento, su ferrolanismo y su entrega le hace asegurar votos de «un lado y de otro» ya que como él dice «lo importante es Ferrol y sus ciudadanos, sin importar las siglas politicas».

Así pues, José Manuel está consiguiendo un gobierno estable y unido: El primer eje de su proyecto es contar con un gobierno estable y eficaz porque el ejemplo de los últimos ocho años ha sido de enfrentamientos permanentes y nos ha conducido a que ni tuviéramos alcalde ni gobierno…

El proyecto que representa no es un proyecto de partido, es un proyecto de ciudad, un proyecto para todos los ciudadanos, un gran proyecto, nacido desde la base en el que han participado cientos de ciudadanos con el fin de encontrar un punto de encuentro para la gran mayoría de los ferrolanos.

En resumen, la figura del «alcalde alegre» encarna una nueva forma de liderazgo basada en la alegría y el optimismo. José Manuel ha demostrado que un líder positivo no solo puede gestionar eficientemente una ciudad, sino también mejorar significativamente la calidad de vida de sus habitantes. Su ejemplo nos recuerda que, incluso en la política, una sonrisa puede ser el primer paso hacia un cambio real y duradero. Un alcalde con carisma como José Manuel representa mucho más que un líder eficaz; es el corazón de la comunidad. Su capacidad para conectar, inspirar y liderar con empatía y cercanía ha hecho de nuestra ciudad un lugar donde todos nos sentimos parte de un proyecto común. Su ejemplo nos recuerda que el verdadero liderazgo se basa en la autenticidad, la comprensión y la capacidad de hacer que cada ciudadano se sienta valorado y escuchado.

En la vida de cualquier comunidad, la figura del alcalde es crucial para la cohesión y el bienestar de sus ciudadanos. Hay líderes que logran ir más allá de sus responsabilidades administrativas y dejan una huella imborrable en sus comunidades gracias a su carisma. Tal es el caso de nuestro alcalde, cuya personalidad magnética y habilidades de liderazgo han transformado nuestra ciudad en un ejemplo de unidad y progreso.

 

 

Lea también

El 9-J ¿Camino despejado?

Enrique Barrera Beitia   Al igual que en las tres citas electorales previas, en nuestra …

2 comentarios

  1. Rogelio Cabanas

    Totalmente de acuerdo con esa valoración de nuestro alcalde. Un buen alcalde, un buen tío y, en fin, una buena persona, que es muy importante.

  2. El Sr.Rey Varela siempre me ha inspirado confianza en sus palabras, a pesar de que no todo lo que se dice es viable, porque siempre hay condicionantes. Creo que es y será un buen alcalde si continua por el mismo camino y creo que los ferrolanos debemos de darle una oportunidad y seguir confiando en el.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *