Cariño logra una financiación del 80% de la reforma de la depuradora

El Concello de Cariño ahorrará 96.000 euros de las arcas municipales en el proyecto de mejora de la depuradora de O Castro.

La alcaldesa, Ana María López, firmó el pasado viernes un convenio de colaboración con la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, que establece la colaboración para la ejecución de las obras.

Las intervenciones contempladas en este convenio constan de un presupuesto de 122.715,26 euros.

De ese montante total, la Xunta de Galicia, a través de Augas de Galicia financiará el 80%. Es decir, unos 96.000 euros. Los aproximadamente 25.000 restantes correrán a cargo del Concello de Cariño, que obtendrá una importante evolución en cuanto al tratamiento de aguas.

“Agradecemos a la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade su predisposición por ayudarnos en esta intervención costosa, pero necesaria para solucionar las carencias de la potabilizadora”, apunta la alcaldesa, Ana María López.

El proyecto cuenta con su licitación resuelta y se pondrá en marcha en los próximos para actuar ante el inadecuado mantenimiento de la instalación y se repondrán los elementos y cargas filtrantes, dañados tras el funcionamiento continuo de la instalación a lo largo de 24 años.

La depuradora de O Castro es la ETAP, principal del municipio, capta agua del embalse de Cabaneiro y de otro de Maciñeira a partir del Río Lourido, así como de tres pozos situados en el propio terreno de la depuradora. Precisamente por esta modelo de red y por la propia naturaleza de los arroyos, las fuertes lluvias suelen conducir a problemas de turbidez y color en el agua.

Esto deriva en episodios puntuales pero recurrentes con elevados niveles de Níquel o trihalometanos en el caudal de abastecimiento, lo que ha generado en varias restricciones con respecto al consumo.

El último ejemplo, los casi dos meses entre noviembre y enero en los que los residentes de las parroquias de Cariño y A Pedra no pudieron ingerir agua de su traída ante la alerta de la Consellería de Sanidade.

Con esta inversión, Cariño renovará el sistema como una de las medidas previstas para empezar a acabar con el problema del agua. Tras la ejecución de esta actuación, que está previsto que comience en los próximos días y tiene un plazo de ejecución de tres meses, el Concello continuará estudiando otras iniciativas.

Dentro del abanico de posibilidades están la construcción de ‘terrazas’ o decantaciones, así como aumentar la capacidad de otros de los embalses del municipio, además de un mantenimiento más periódico de la instalación.

Lea también

Un jurado declara no culpable a la mujer acusada de matar a su marido en Monfero

El Tribunal del Jurado ha considerado a la acusada de matar a su marido en …