Editorial-Tras los asesinatos en Barbate…«¡Viva honrada la Guardia Civil!»

Este viernes, un día después de que un 8 de febrero de 1913, hace 111 años, la Virgen del Pilar fuese declarada como excelsa Patrona del Cuerpo dos guardias civiles, un catalán y un gaditano, David Pérez Carracedo, de 43 años, y Miguel González Gómez, de 39, que dejan tres huérfanos, fueron asesinados, y otros dos agentes resultaron heridos, uno de ellos está muy grave, por unos desalmados tras ser arrollados por una narcolancha en Barbate. Estaban destinados en esa zona para la lucha contra la lacra que la azota desde hace años.

Esos eran y son los protectores de nuestra Sociedad. Los que se entregan en cuerpo y alma al servicio de los demás con sacrificio, lealtad, disciplina, abnegación, espíritu benemérito…todo ello y más tras un lema «El honor es mi divisa».

Si bien la Guardia Civil ya desde sus principios fue popularmente reconocida y admirada por sus numerosos servicios de auxilio y ayuda a la población en toda clase de catástrofes y desgracias, adquirió el título de Benemérita al serle concedida al Instituto la Gran Cruz de la Orden Civil de la Beneficencia en reconocimiento oficial por los servicios prestados a la Sociedad.

Baste recordar en ese servicio a los 243 agentes fallecidos en atentados terroristas y los más de 500 miembros del Cuerpo que resultaron heridos en acciones de ETA, quienes «cumplieron con su misión de proteger los derechos y libertades de todos los españoles, poniendo en riesgo su vida, para dar seguridad al conjunto de la ciudadanía».

Esos dos guardia civiles asesinados en Barbate, sus compañeros heridos, y el resto de todos los componentes de la Benemérita están al servicio del pueblo español, estén donde estén, desempeñando su labor con honor, a veces en circunstancias extremas.

La Benemérita, que desempeña funciones policiales, pero tiene naturaleza militar, es el  Cuerpo más sacrificado de España, y solo hay que ver la alta calificación y valoración que tiene por la población. Aunque en esta ocasión, por desgracia habría que poner velas negras a ungrupo de delincuentes, que en las playas coreaban a los traficantes de drogas, y aplaudían los asesinatos que ante sus propias narices se estaban realizando…

Por eso en estas jornadas de luto solo queda una oración a su Patrona, la Virgen del Pilar, para que los proteja, el recuerdo para las víctimas y apoyo a sus familias,, y pedir también para todos los que componen ese querido Cuerpo más atención y protección por parte «de los poderes públicos».

Un recuerdo con parte de la letra de su Himno para esos beneméritos españoles que han sido asesinados y cuyo nombre debería quedar grabado con letras de oro.

“Benemérito Instituto/ Guarda fiel de España entera/ Que llevas en tu bandera/ El lema de paz y honor.”.

“Vigor, firmeza y constancia/ Valor en pos de la gloria/ Amor, lealtad y arrogancia/.Ideales tuyos son “

·”Instituto, gloria a ti/ Por tu honor quiero vivir/ Viva España, viva el Rey/ Viva el orden y la Ley/ Viva honrada la Guardia Civil “.

Lea también

Editorial-Lo de As Pías……un fiasco y algo más. Algunos las “matan” callando

El día 15 de octubre de 2021 el alcalde, por entonces, Ángel Mato, y el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *