Bando de prohibición de acceso en Valdoviño a la antigua piscifactoría de Meirás

Los vehículos no podrán circular por el camino que conecta el aparcamiento de la playa de Mourillá con la antigua piscifactoría de Meirás. El alcalde de Valdoviño, Alberto González, emitía un bando municipal prohibiendo el tráfico rodado en el vial y el acceso a las instalaciones sin la autorización pertinente.

A finales de 2019, la firma que explotaba la piscifactoría entraba en concurso de acreedores y abandonaba las instalaciones. Con el paso del tiempo, la zona se convirtió en blanco de robos y acciones vandálicas, así como punto de depósito de todo tipo de residuos.

Con sus competencias limitadas al tratarse de una propiedad privada, y contando con una concesión y permiso de actividad hasta 2027 por parte de la Xunta, el Ayuntamiento intentó ejecutar de forma subsidiaria obras para garantizar la seguridad, y para eso solicitó las autorizaciones pertinentes a la Xunta.

Unos intentos sin éxito por la falta de respuesta de la Administración autonómica respeto de algunas actuaciones y por las condiciones impuestas en otras. Lo que sí consiguió fue permiso de los juzgados para la instalación de señalización advirtiendo del peligro que, sistemáticamente, es sustraída.

En este contexto, el Ayuntamiento continúa reiterando ante las administraciones competentes la necesidad de afrontar una solución definitiva, y hasta llegar a ese punto, adopta ahora esta medida puntual de prohibición de acceso del tráfico rodado con el objetivo de intentar evitar la entrada en la zona.

Lea también

Novo ciclo formativo en As Pontes do programa Integrado de Emprego

O Concello das Pontes, ao abeiro do Programa Integrado de Emprego, subvencionado pola Consellería de …