El «Atalaya» regresó a su base en Ferrol tras una operación de vigilancia, presencia y disuasión

El patrullero de altura ‘Atalaya’ (P-74) ha regresado en la mañana de este viernes a su puerto base en el Arsenal de Ferrol tras llevar a cabo una misión de vigilancia marítima en el estrecho de Gibraltar y el mar de Alborán, contribuyendo a garantizar la seguridad de los espacios marítimos de interés nacional en el marco de las Operaciones de Presencia, Vigilancia y Disuasión de las Fuerzas Armadas, integrado en el Mando Operativo Marítimo (MOM) y bajo control operativo del Mando de Operaciones (MOPS).

El buque de la Armada partió desde el puerto de Cartagena el pasado sábado, día  28 de octubre. Después de más de 3.923 millas navegadas, en 21 singladuras, el ‘Atalaya’ ha concluido su misión con éxito regresando a su base.

La misión principal del ‘Atalaya’ ha sido garantizar la seguridad de los espacios marítimos de soberanía e interés nacional. Para ello, realizó labores de vigilancia en el mar Mediterráneo occidental y mar de Alborán, cubriendo la Zona Económica Exclusiva (ZEE) española. Además, ha participado como apoyo asociado en la Operación Sea Guardian de la OTAN y en FRONTEX-INDALO de la Unión Europea.

Durante su despliegue, el patrullero ha llevado a cabo diversas actividades de vigilancia y control del tráfico marítimo, supervisión de la actividad pesquera y protección de las líneas marítimas de comunicación más importantes, en estrecha coordinación con el Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima (COVAM).
También se destacó su presencia naval en las proximidades de la isla de Alborán y en las plazas de soberanía del norte de África, así como su contribución a la vigilancia y protección del patrimonio arqueológico submarino y las zonas de especial protección medioambiental bajo el proyecto «Life IP Intermares«; (red Natura 2000).

El ‘Atalaya’ recaló en el puerto de Algeciras, donde abrió sus puertas a la población local y dió a conocer así sus cometidos y capacidades.
Además, localizó una embarcación a la deriva en el mar de Alborán.

Tras advertir que la embarcación había naufragado y que los 36
tripulantes se encontraban en la mar, la dotación del buque procedió a su rescate, y una vez a bordo les proporcionó atención sanitaria, abrigo y manutención.

Acerca del PA ‘Atalaya’

El patrullero de altura ‘Atalaya’ depende del Mando de Unidades de Acción Marítima en Ferrol y está integrado en la Fuerza de Acción Marítima (FAM).
Es una de las principales unidades de la Flota y tiene por cometido principal proteger los intereses marítimos nacionales, así como el control de los espacios marítimos de soberanía e interés nacional. Además, con un enfoque integral, asegura la cooperación permanente con los diversos organismos de la Administración con competencias en el ámbito marítimo, lo que constituye la contribución de la Armada a la Acción del Estado en la mar.

 

 

Con todos estos cometidos, el ‘Atalaya’ se considera una unidad esencial debido a sus capacidades para contribuir en las Acciones requeridas por el Estado en la Mar. Haciendo uso de los recursos disponibles y utilizando estos de forma eficiente, el buque proporciona a la Fuerza de Acción Marítima (FAM) un gran valor añadido.

En sus treinta años de servicio ha participado en numerosas operaciones como África Partner Ship, Noble Centinela, Indalo y de vigilancia y seguridad marítima.

Fuerza de Acción Marítima (FAM)

La FAM, integrada en la FLOTA, está formada por el conjunto de unidades que tienen por cometido principal prepararse para proteger los intereses marítimos internacionales y el control de los espacios marítimos de soberanía e interés nacional, encargándose, con un enfoque integral, de asegurar la cooperación permanente con los diversos organismos de la Administración con competencias en el ámbito marítimo, lo que constituye la contribución de la Armada a la Acción del Estado en la mar.

Mando Operativo Marítimo (MOM)

El Mando Operativo Marítimo (MOM) es el órgano de la estructura operativa de las Fuerzas Armadas, subordinado al Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) responsable, a su nivel, del planeamiento, conducción y seguimiento de las operaciones permanentes de vigilancia y seguridad de los espacios marítimos de soberanía, responsabilidad e interés nacional. Se encuentra bajo el mando del Almirante de Acción Marítima (ALMART) y tiene sede en Cartagena.

Las Operaciones de Presencia, Vigilancia y Disuasión

Las Operaciones de Presencia, Vigilancia y Disuasión son una herramienta eficaz para mantener una vigilancia de los espacios de soberanía, lo que permite detectar anticipadamente amenazas y facilitar una respuesta inmediata y viable ante una potencial crisis.

Los Mandos Operativos Terrestre (MOT), Marítimo (MOM), Aeroespacial (MOA) y Ciberespacial (MOC) conforman la estructura de Mandos Permanentes. Diariamente, hay unos 3.000 efectivos de las Fuerzas Armadas involucrados en este tipo de operaciones bajo control operativo del Mando de Operaciones.

Lea también

Defensa convoca 4.086 plazas para acceso a la Escala de Tropa y Marinería, más de 200 de ellas en Galicia

El Ministerio de Defensa ha convocado 4.086 plazas para el ingreso en la Escala de …