Muere el General mugardés José Bruno Otero.

Brillantísimo jurista fue el único militar miembro del Consejo General del Poder Judicial en toda su historia.

María Fidalgo Casares, Doctora en Historia.

José Bruno Otero Deus ( Mugardos 1930- Ferrol 2017) .

José Bruno Otero Deus, Bruno para los suyos, nació en Mugardos de familia mugardesa y como quedó huérfano a muy corta edad, no pudo costearse los estudios universitarios oficiales y tuvo que presentarse por libre a los exámenes de Derecho. Recordó siempre las palabras de su profesor que le advertía que por libre era casi imposible aprobar abogacía, pero él consiguió terminar la carrera un año antes que sus compañeros. Aunque le hubiera gustado ser notario, ingresó en la Armada en el año 52, con el número uno de su promoción.

Comenzó su carrera militar en Ferrol como Teniente y Capitán y ascendió a Comandante en Vigo. Fue profesor en la Escuela Naval Militar de Marín y Delegado del Instituto Social de la Marina. 
Fue entonces amenazado por el GRAPO.

El Capitán de Navío Blanco Núñez, alumno del General Otero en la Escuela Naval recuerda su labor como un docente ocurrente e ingenioso que salpicando de anécdotas sus disertaciones conseguía insuflar a una ardua asignatura como el derecho militar un gran atractivo. De estas fechas es su trabajo “Los recursos vivos del mar” y su pequeña incursión cinematográfica en «Botón de Ancla«. 

Ascendió a Teniente Coronel y estuvo destinado en el Cuartel General de la Armada en Madrid y como Coronel, pasó al Ministerio de Defensa, donde coincidió con el Almirante ferrolano Escrigas.
Llegó a ser General consejero togado de Brigada y División. El Ministro Suarez Pertierra le encargó la Asesoría Jurídica que se convierte con Otero en Dirección General, cargo que se crea expresamente para su persona. Vuelve a ser de nuevo blanco de la banda terrorista ETA, cuyo asesinato planea junto al del jurista ferrolano Querol. Tanto Escrigas como Querol caerían víctimas de la banda.

Personaje clave en la transición.

Aunque poco conocido para el gran público, estuvo presente en casos muy señalados de la historia de la democracia: el 23-F, el Caso Lasa y Zabala, Caso Sogecable, Caso Gómez de Liaño, Caso Intxaurrondo.

Expertos juristas personifican en su figura las claves de la reforma socialista en el ámbito militar, a la que dotó de armas y bagaje jurídico, tanto en la Armada, como en el Ministerio de Defensa.

Pese a provenir del franquismo -antes de la transición destacaba por su dureza en el ejercicio jurisdiccional -, tuvo visión de futuro, tanto en el Ejército, como en la política y supo adaptarse a la situación social española y revelarse sin ambages como un miliar progresista. Algunos de sus contemporáneos recuerdan sus estrechas relaciones tanto con Narcís Serra como con Suárez Pertierra.

Una de sus labores más señaladas fue la creación de un cuerpo jurídico común. Los diferentes cuerpos jurídicos del Ejército eran cuerpos muy consolidados con gran espíritu de cuerpo. 

Esta unificación jurídica fue un hecho muy controvertido, no sólo por la pérdida de las señas de identidad del Ejército, sino porque se esperaba que, dada la condición de Otero de jurídico de la Armada, se opusiera. Pero no fue así y facilitó por lo tanto, su máximo control por el Ministerio.

En su trabajo como asesor externo destacó en sus continuos viajes y su contacto con las Fuerzas Armadas de otros países, sobre todo las de Hispano América. En algunos de esos países se convirtió en un personaje clave de su europeización y modernización.

Tras ser Fiscal en la Sala Quinta del Tribunal Supremo, es nombrado por el Partido Socialista Obrero Español, vocal del Consejo General del Poder Judicial, un nombramiento muy polémico e insólito. De hecho fue el primer y único vocal militar de este Consejo en toda la historia de la jurisprudencia. Presidió el Consejo en funciones por antigüedad y consiguió el nombramiento unánime de Javier Delgado como Presidente.

Rafael Fernández Valverde, actual vocal del Consejo y compañero entonces del Consejo General del Poder Judicial, destaca la gran solidez de Otero como jurista. Según Fernández Valverde, aportó valores, que por ser provenientes del ámbito militar fueron tomados en un principio con cierta suspicacia, pero que resultaron muy eficaces. También recuerda que con su imprescindible aportación, se consiguió formar uno de los consejos más estables de toda la historia de la jurisprudencia española.

Visceral y vehemente, fue flexible en la convivencia con los juristas provenientes de otras órbitas ideológicas, como la entonces comunista Carmena, con la que nunca discutió. Asímismo, pese a su significación socialista, fue el hombre de confianza del General Azcárraga, reputadísimo jurista, muy en la línea ideológica del Antiguo Régimen. 

Fue distinguido con la Cruz de San Hermenegildo en el 95 y la de San Raimundo de Peñafort -por duplicado- en el 89 y 2002, así como la Gran Cruz  del Mérito Naval, con distintivo blanco.

Retirado en Mugardos

Con su mujer Pilar Afonso, también ferrolana de familia portuguesa, tuvo cinco hijos: dos varones, Bruno, notario de Ferrol y Pablo, notario en Canarias- y tres mujeres, Pilar, -ya fallecida – Ana e Inés.

En toda su trayectoria siempre tuvo muy presente sus raíces y el valor del esfuerzo. Nunca perdió, pese a las circunstancias difíciles, su ingenioso sentido del humor.

Tampoco nunca olvidó su villa natal, Mugardos, donde pasó todas sus vacaciones en la hermosa casa familiar del muelle y donde hacía una vida tranquila lejos del bullicio político-legislativo madrileño.

Con la grave enfermedad de su mujer, Pilar, se retiró definitivamente a Mugardos, dedicándose en cuerpo y alma a su cuidado.

Allí pocos imaginaron alguna vez que el sencillo y atento caballero que todas las mañanas cruzaba la ría en su motora para bañarse en la soledad de las calas de San Felipe, y el que años más tarde paseaba cariñoso con su esposa enferma, era uno de los más insignes juristas de la historia de Galicia, un personaje clave de la transición, artífice del Corpus jurídico de uno de los períodos más interesantes de la trayectoria histórica española.

Descanse en Paz y Dios le Guarde.

 

Lea también

La «Blas de Lezo» se integra en el grupo de combate «Dédalo-24»

Este miércoles, día 3 de abril,  comenzará un nuevo despliegue del Grupo de Combate Expedicionario …

2 comentarios

  1. Para ser una historiadora la autora de la necrológica, podía haber sabido que., antes que Bruño Otero, fue miembro del Consejo General Judicial Julio Padilla Carballada Teniente Coronel Auditor cuando fue elegido, y promovido a esa función constitucional en servicio activo.

    • maria fidalgo

      Hola, soy la autora. Los datos se me dieron en el CGPJ. En la próxima lo corregiré. gracias de todas formas.