¿Partidismo o bien común?

Carlos J. García.

Cuando ejercemos nuestro derecho al voto y elegimos a nuestros representantes, lo que esperamos es que tengan, dentro de sus distintas maneras de pensar, el objetivo del bien común. Se trata de que en los diferentes Parlamentos o Concellos debatan lo que es mejor para los ciudadanos (que no gente) y el bien común; esto se debería notar más en los Concellos, que son nuestro día a día. El Concello es la casa propia ,donde vivimos los ciudadanos y simplemente esperamos que los elegidos dialoguen para que la ciudad avance, sea mejor y haya más oportunidades; para que crezcamos en armonía… que es todo lo que los ciudadanos queremos para nuestra ciudad. Pero la realidad es tozuda y se empeña en ir matando, cada día un poquito, nuestras esperanzas. Esperanzas que mi generación, los que ya somos abuelos, tuvo a raudales y observa, frustrada, como hemos avanzado poco en el arte de la democracia. Los grupos políticos de nuestro Concello no son una excepción. Nos trasmiten la sensación de que van más a su bola obedeciendo los mandatos de sus estrategias electorales próximas, que guiados por el verdadero sentido de construir y hacer crecer la ciudad.

Es cierto que plantean mociones, ¡hasta ahí podíamos llegar!, y abren algún debate; ¡claro que todas las mociones son interesantes!, todas valen y seguro que necesarias, pero lo que no tengo claro es si son importantes para el desarrollo de Ferrol. A veces pienso que hemos caído todos en una especie de reclamaciones y debates más parecidos a mantenimientos de urgencia tapando desconchados, que a la necesaria rehabilitación integral que necesita Ferrol.

Miremos por donde miremos a nuestros concejales, la verdad es que ilusión y ganas, no generan. Un ejemplo de poca conciencia polītica por la Ciudad, y que nadie me lo contó, lo veo en donde vivo. Resido en Cobas, clasificada como zona rural pero que yo prefiero llamar barrio de Ferrol. Sé, por razones que no vienen al caso, del aumento de población joven que se ha venido a vivir a este precioso barrio más playero. Sé, por las mismas razones, que hay más personas a las que les gustaría hacerlo y conozco más de un proyecto comercial basado en el turismo. Además toda la zona de playas (Cobas, Doniños, San Jorge) es la expansión natural de Ferrol. Tales jóvenes encuentran algún punto débil en sus proyectos de mudanza: el transporte público; tienen razón, es una vergüenza.

Pues bien, se acordarán de que el grupo de Ciudadanos presentó una moción para que desde el Ayuntamiento se instara a la Xunta a que pusiese en marcha los mecanismos de ampliación del servicio de Transporte Público a estos barrios ferrolanos. Se aprobó por unanimidad en el pleno de nuestro Concello; pero en la Xunta, mayoría del mismo grupo político mayoritario de nuestro Concello y que se adhirió a la moción de Ciudadanos, voto en contra con lo que, de momento, nada de nada. Lo curioso y malo es que el mismo grupo político ferrolano se ha callado y a obedecer lo acordado por sus superiores. Esto no puede ser. No es cumplir con el ciudadano; es cumplir con las estrategias de partido. Y para eso no los hemos elegido. Hay más partidismo que bien común; y habrá mas, lo verán y pronto. Próximamente Ferrol empezará a tener carga de trabajo, si no nos la quitan; lo que dudo es sí Ferrol está preparado para acoger a quien ha de venir a trabajar. Pero eso es otra historia.

 

Lea también

Letras Galegas 2024

Julia M.ª Dopico Vale “Luísa Villalta é unha das voces máis importantes da literatura galega …

Un comentario

  1. Un artículo un poco partidista, y que poco sirve para el bien común. Desde el Ayuntamiento los que gobiernan en minoría solo saben instar (pedir a otros) a que arreglen sus problemas.
    Desde el Ayuntamiento el Sr. Suárez no ha resuelto ningún problema de los ciudadanos y sin embargo ha creado múltiples polémicas y problemáticas donde antes no las había.