Una mujer con «síndrome de Diógenes» causa un incendio en su vivienda, con 16 perros, en Narón

Fot. Emerxencias Narón
Fot. Emerxencias Narón

Cerca de las nueve de la noche de este viernes varias personas efectuaron llamadas al CAE-112 y a la Policía Local de Narón informando que por las ventanas de una vivienda unifamiliar (bajo y piso) salía humo y que todo hacía prever que se había originado un incendio en el interior de  la casa.

La Policía Local, que se trasladó al lugar, sito en la calle Cedeira, número 72, en el lugar de «Ferrallón de Arriba» en Narón, solicitó la presencia de efectivos de Emerxencias Narón.

Y…ahí comenzó el problema toda vez que al llegar  comprobaron que la puerta del bajo estaba cerrada y que la residente en la vivienda, D.P.G. de 58 años de edad estaba asomada a la ventana y no les permitía utilizar la escalera de mano para poder entrar.

Fue necesario derribar el portal y una vez en el primero volvieron a encontrarse con la oposición de la señora por lo que también derribaron la puerta encontrándose con un tremendo panorama, ya que la vivienda estaba materialmente ocupada por una «montaña» de basuras y excrementos de perros. Asimismo tenía almacenadas 8 bombonas de butano, con el consiguiente peligro si no se hubiese apagado el fuego con rapidez.

El fuego, de escasas dimensiones, iniciado en una parte de las basuras y que posiblemente todo apunta a que la señora fue la causante del mismo  para calentarse, fue sofocado  rápidamente, y más sorpresa fue que al evacuar la intensa humareda se encontraron con unos 16 perros por lo que tuvieron que avisar a TRAGSATEC para que fueran retirados y trasladados a la perrera mancomunada de Mougá.

La mujer , que padece «síndrome de Diógenes» muy avanzado fue atendida, ponía resistencia, por efectivos de Emerxencias Médicas-061 que la trasladaron a los servicios de urgencias del hospital «Arquitecto Marcide» del Complejo Hospitalario Universitario-CHUF de Ferrol ya que estaba afectada por inhalación del humo.

Finalizada la labor, tras haber  tapiado la puerta de entrada a la vivienda para evitar que entrasen desconocidos, el equipo de Emerxencias Médicas regresó a su base de Río do Pozo pero curiosamente  sobre las 12 de la noche fueron requeridos sus servicios nuevamente puesto que la autora de los hechos había sido dada de alta y quería entrar en su casa  a pesar de que se le había ofrecido otro alojamiento.

El grupo de vecinos congregados hicieron comentarios  sobre que sabían que la señora solía recluirse en su casa, pero creían que estaba controlada por los servicios sociales municipales.

Fot. Emerxencias Narón
Fot. Emerxencias Narón

Lea también

A CIG reclama a readmisión dunha delegada do SAF de Narón

Eulen alega por su parte que non é apta por cuestións médicas, pero a CIG …

2 comentarios

  1. Jose Miguel Calabuig Juan

    La protectora Arco da Vella estuvo allí sobre las 10:30 de la noche al ser avisada por los vecinos para que se interesaran por los perros y según comentaban los vecinos ya habían avisado a las autoridades del estado en que se encontraba la casa con un montón de perros dentro y un olor nauseabundo. Como siempre ocurre las autoridades no hicieron absoluntamente nada al respecto. Las leyes existen pero no se aplican con lo cual es como si no existireran.

  2. Óscar el gruñón

    Es la muestra más clara de lo «bien» que funcionan las cosas en Narón: una persona que no puede valerse por sí misma, desatendida por servicios sociales (a pesar de la dedicación exclusiva de su concejala titular); unos «bomberos» que no pueden acceder a una vivienda porque sólo tienen una escalera de mano y no tienen vechículo autoescalera; y de guinda del pastel, 16 perros a la perrera ferrolana, porque Narón no tiene. En fin… ¿Ciudad con 40.000 habitantes? ¿Seguro que «ciudad»?