Navantia firma un contrato para gestionar la construción de 3 destructores en Australia

navantia-australia destructoresTal y como había adelantado Galicia Ártabra Navantia ha firmado un importante contrato con el astillero australiano ASC por el cual proporcionará servicios de gestión para el programa de los destructores australianos AWD. En la firma del contrato, que tuvo lugar en Sidney, asistieron representantes del Gobierno australiano y los participantes en la construcción de los buques, ASC y Raytheon. El presidente de Navantia, José Manuel Revuelta y el director de Navantia en Australia, Francisco Barón, representaron a la compañía pública española.

El contrato es parte de la “Estrategia de Reforma de los AWD”, iniciado por la Commonwealth de Australia en 2014, y contempla el apoyo de Navantia a ASC en la construcción de los AWD, gracias a la experiencia conseguida en la construcción de las 5 fragatas F-100.

Navantia está comprometida plenamente con la Commonwealth para proporcionar todo el soporte necesario para que la Marina Australiana cuente con todas las capacidades que ofrecen los destructores, al igual que ha hecho con los LHDs y las lanchas de desembarco.

Este contrato significa para Navantia una mayor implantación en Australia, la cual, junto con el Centro de Operaciones Técnico de Adelaide,  podrá ofrecer a Australia la experiencia necesaria para afrontar proyectos de futuro.

Desde el año 2007 Navantia ha estado trabajando en 3 importantes contratos para el Gobierno australiano: estos destructores AWD, los dos buques anfibios (LHD) y las lanchas de desembarco (LLC).

Ahora, el Gobierno australiano acaba de anunciar la firma de este nuevo importante contrato, donde Navantia gestionará la construcción de los buques AWDs que se están construyendo en South Australia y donde hasta la fecha suministraba el diseño y algunos equipos y sistemas principales. 

Este contrato se produce en el proceso de reforma puesto en marcha por Australia para mejorar los problemas detectados durante la construcción de los buques.

LO ADELANTÓ EL PRESIDENTE DE NAVANTIA

El pasado día 4 el presidente el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, había declarado en una entrevista en Sídney que confíaba en que con el nuevo proyecto su empresa asumirá «la construcción de los tres destructores que se está llevando a cabo en (la ciudad de) Adelaide».

En los astilleros de Adelaide se construyen la nueva generación de destructores antiaéreos de la Armada australiana, conocidos por sus siglas en inglés AWD (Hobart Class Air Warfare Destroyer).

Las sociedades Organización de Material de Defensa de Australia (DMO), la estatal ASC (Corporación Australiana de Submarinos) y Raytheon Australia se adjudicaron este proyecto en un principio, pero los problemas surgidos llevaron al Gobierno a ordenar una auditoría.

La auditoría reveló demoras y la necesidad de una inyección adicional de más de 878 millones de dólares (802 millones de euros), resultado que empujó al Gobierno de Australia a anunciar, el pasado mayo, la licitación de la construcción.

Revuelta confió en que la adjudicación de este proyecto «sea un paso más en lo que es el posicionamiento de Navantia en Australia».

NUEVAS CONSTRUCCIONES

Asimismo José Manuel Reveuelta espera que el Gobierno de Australia se pronuncie en las próximas semanas sobre la construcción de dos buques de aprovisionamiento, en un contrato que también tiene como candidato a la surcoreana Daewoo.

La sociedad pública española dedicada a la construcción naval militar ha propuesto en este proyecto como modelo el Cantabria, que construyó para la Armada española, y aporta para probar su idoneidad los estudios que ha realizado en los últimos ocho meses para el Gobierno de Australia.

El Cantabria, botado en 2008, es un buque de aprovisionamiento logístico empleado por la Armada española para el suministro de combustible, víveres, pertrechos, munición y repuestos al resto de la flota.

Navantia también aspira a adjudicarse otros proyectos para construir fragatas y patrullas para las Fuerzas Armadas australianas, dentro del proceso de modernización que llevan a cabo.

Revuelta opinó que su empresa se ha posicionado de forma «muy positiva» en Australia, tras asistir a la inauguración en la base naval de Garden Island del «HMAS Adelaide», el segundo de los dos megabuques construidos en su mayor parte por Navantia.

El directivo señaló que la construcción de ambos megabuques de asalto anfibio ha supuesto «un gran éxito para la Armada australiana como para las relaciones entre Navantia y Australia».

El «HMAS Adelaide» costó unos 1.095 millones de dólares (1.034 euros) y fue construido en un 85 por ciento en España, igual que su hermano gemelo el «HMAS Canberra», estrenado el 28 de noviembre de 2014.

Las empresas BAE Systems y Maritime Australia también participaron en la construcción de los dos navíos de 27.500 toneladas.

«Yo creo que el éxito que hemos alcanzado con estos dos barcos, así como las 12 lanchas (…) nos posiciona muy positivamente de cara al futuro en los importantes programas de construcción que tiene la Armada australiana», destacó Revuleta.

Navantia entregó a finales del mes pasado las cuatro últimas lanchas de las doce unidades que le encargaron en diciembre de 2011 para que sean operadas desde el «HMAS Adelaide» y el «HMAS Canberra».

Lea también

Puertos de Galicia anuncia una solución de refuerzo del abrigo en el puerto de Barallobre-Fene

La Consellería del Mar, a través de Puertos de Galicia, ejecutará en los próximos días …

Un comentario

  1. Como puedo unirme al partido de Podemos,para trabajar con ellos