Todo é ETA

Miguel AlonsoMiguel Alonso

Cristina Cifuentes, a Delegada do Goberno en Madrid, é unha auténtica mina á hora de crear titulares. O desta vez é tan antigo como o da existencia da política en si: hai que desacreditar ao inimigo comparándoo con algo que poida xeral repulsión na opinión pública. Así, á pensadora Cristina Cifuentes ocorréuselle comparar á Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) coa organización terrorista ETA. En concreto falou das claras vinculacións dun sector da plataforma (STOP desahucios) con organizacións “filoetarras” como Bildu. Logo matizaría que só se refería ao sector de Bizkaia. Menos mal.

A cousa esta de botarlle a ETA a culpa de todo o que sucede no país xa non é nova, o Partido Popular leva moitos anos practicándoa. Aí queda, como caso máis sangrante, o funesto 11M, claro. Hai sectores que, incluso hoxe en día, seguen a defender aquilo. En realidade, ninguén entende moi ben as intencións de Cifuentes, cando é evidente que o terrorismo etarra non é xa a principal preocupación dos españois. Resulta que son moito máis preocupantes o paro, os desafiuzamentos, a troika, o corralito en Chipre, etc. Loxicamente.

Todo isto ten que ver co dos “escraches” practicados pola Plataforma. Xa saben que este modo de protesta pacífica utilizouse fundamentalmente na Arxentina postditatorial, onde grupos de cidadáns sinalaban publicamente as casas dos colaboradores da ditadura que non foran enxuiciados. Do mesmo modo, a PAH visitou as casas de dez deputados do PP que non fixeron nada para evitar os desafiuzamentos, a pesares das reiteradas invitacións da plataforma para reunirse e falar do tema. Esta actividade fixo que xente como González Pons, a propia Cifuentes ou a incomparable Rosa Díez (que non é do PP, nin do PSOE nin ten cor) compararan estes actos cos da Kale Borroka.

Pois xa saben. Se pertencen a un movemento social que rexeite o modo de gobernar destes señores, son vostedes parte de ETA. Se pensan que estes deputados “perseguidos” teñen na súa man cambiar a política antidesafiuzamentos, son vostedes parte de ETA. Iso si, se vostedes cren que o único modo de saír da crise é recurtándolle sempre aos mesmos e rescatando bancos entón vostedes son uns auténticos demócratas e persoas de gran sentido común. O de sempre.

 

 

Lea también

Lenda de como foron salgadas as augas do esteiro do Eume

José Fonte Sardiña O 30 de decembro de 1270, o rei Afonso X o Sabio …

7 comentarios

  1. Habia leído ya el semanal artículo de Don Miguel,y no pensaba prestarle la menor atención, pues no hay mejor desprecio que no hacer aprecio, cuando recibo un correo de un buen amigo en el que me dice lo siguiente:

    » Desde hace más de 60 años vengo a Galicia, en ocasiones largas temporadas.
    Mi padre, gallego; mi mujer gallega y uno de mis hijos gallego. Amo Galicia y, precisamente por ello, me asombra que en una tierra tan rica material y espiritualmente, al lado de grandes espíritus en las artes y las ciencias convivan individuos cuyo producto intelectual es la inanidad escrita, el lugar común, la mezcla burda de frases que pretenden denigrar todo lo que signifique derecha conservadora o pensamiento liberal.
    Un ejemplo: Miguel Alonso, colaborador de Galicia Ártabra con su sublime deshecho «Todo ETA» publicado el 27 de marzo: el cóctel mezcla ETA, desahucios, 11M, corralito de Chipre, acosos a políticos -«escraches»- todo en un auténtico desiderátum que persigue aquello que no alcanza. Descalificar sin argumentos contundentes cualquier hecho, dicho o gesto que provenga del PP. Leído, no sin esfuerzo, uno se pregunta si este Miguel Alonso sufre de algún tipo de síndrome mental o su discurso y capacidad de entendimiento es así de nacimiento.
    Doña Luisa: le invito a leer el texto y, si fuera tan amble, estimada doctora, de aproximarme un diagnósico, yo le estaría muy agradecido.
    Gonzalo Vázquez-Dodero »

    Efectivamente Don Gonzalo, a mi también me llama la atención la algarabía mental que inunda la sesera de Don Miguel, su comentario lo retrata perfectamente, un individuo producto de una dirigida animadversión contra la derecha sin màs argumento que el resentimiento y el odio que sin causa conocida su mente proclama y que le lleva a tener y sentir como enemigo todo lo que no sea su idílico paraíso de la izquierda extrema.

  2. Quisiera llamar la atención de los moderadores de los comentarios de este diario digital hacia el primero que ha recibido este artículo, porque desde luego resulta insultante y denigrante para su autor, ya que primero reproduce la opinión de un tercero que señala la posibilidad de que Miguel Alonso tenga un trastorno mental, y después lo remata con su propia opinión indicando la «algarabía mental que inunda la sesera de Don Miguel». Desde luego, no esperaba que una aportación así fuese aprobada para su publicación.

  3. luisa rajoi feijoo

    que fuerte… doña luisa y don gonzalo jajajajajajajajajaja
    no comento mas.
    jajajajajajajajajajajaja

  4. luisa rajoi feijoo

    mi perro y mi gato son gallegos

  5. Señor moderador , me llama la atención la intervención a modo de protesta de Irene, en defensa y consiguientemente en ataque de lo que yo opinaba sobre lo escrito por Don Miguel .
    Hay que ser un poco retorcida para interpretar como insultante y denigrante las opiniones ajenas cuando se quiere dar el sentido màs peyorativo que las palabras sindrome o algarabia pudieran tener. Manifestar que alguien puede padecer un determinado síndrome o trastorno pasajero no creo pueda tomarse como un insulto, es ni màs ni menos que una forma coloquial de expresarse, como lo es opinar que quien escribe està practicando un griterio confuso sobre algun tema, que eso es lo que significa algarabía.
    En cualquier caso, ni intención de insultar y mucho menos de denigrar a quien comenta. Otra cosa es que al no gustar lo que otros opinan se piense que la mejor defensa es un ataque frontal y conviene dejar claro que aquí no hay enemigo alguno a batir, sólo opiniones libres y contrapuestas que gusten o no forman parte de un foro civilizado .

    • En mi intervención no he defendido la opinión de Miguel Alonso, ni me he situado en contra de la de Luisa. De hecho, no he comentado ninguna de las opiniones expresadas. He interpretado como un insulto la sugerencia de que el autor padece un síndrome mental pasajero o permanente desde su nacimiento. Esta expresión me parece, en este y en cualquier otro contexto, una salida de tono, cuyo único objetivo es atacar a la persona y no argumentar opiniones a favor o en contra. Y por supuesto la palabra algarabía no es insultante, pero sí la expresión «algarabía mental que inunda la sesera».
      Pero no pienso discutir ni por un momento este punto. Cuando a alguien se lle llama trastornado mental la única intención posible es la de hacer daño a un nivel personal. Una intervención que incluya estos término no puede considerarse de ningún modo civilizada.

  6. No había leído las opiniones de Luisa Rajoy Feijoo . Bueno aquí cabe todo, hasta esos sesudos e inteligentes lamentos de una izquierdista disfrazada de extrema derecha.