La «Álvaro de Bazán» participa en la Vigilancia y Disuasión Reforzada coincidiendo con la Cumbre de la OTAN

Coincidiendo con la Cumbre de la OTAN que se celebra en Washington del 9 al 11 de julio, y en coordinación con la Alianza Atlántica, el Mando de Operaciones (MOPS), a través del Mando Operativo Marítimo (MOM) y del Mando Operativo Terrestre (MOT), así como de la fragata ‘Álvaro de Bazán’ va a desarrollar operaciones de vigilancia y disuasión reforzadas.

Por su parte, el MOM contará con la participación de diversas unidades, entre las que se incluyen los patrulleros ‘Vigía’, ‘Medas’ e ‘Isla de León’, así como la Unidad de Defensa de Artillería de Costa (UDACTA) y aviones de patrulla marítima D4 en aguas de interés nacional.

Para materializar la presencia activa, el MOT reforzará las actividades de presencia, vigilancia y disuasión en las Ciudades Autónomas.

Además, el Batallón de Helicópteros de Maniobra VI (BHELMA) VI del Mando de Canarias, en estas fechas, está realizando vuelos de entrenamiento con Unidades de la Legión, Artillería e Ingenieros para reforzar esta presencia activa en su área de responsabilidad.

La «Álvaro de Bazán» en el estrecho de Dinamarca

Por su parte, la fragata F-101 ‘Álvaro de Bazán’ al mando del CF  Pablo Rodríguez Tortosa se une a esta vigilancia reforzada, por el estrecho de Dinamarca, aprovechando su integración como parte de la Agrupación Marítima Permanente de la OTAN nº 1 (SNMG 1) en la Operación ‘Atlantic Shield’.

El objetivo de esta iniciativa es incrementar la intensidad de la vigilancia a través del refuerzo de la presencia naval y aérea en la zona dentro de las Operaciones de Presencia, Vigilancia y Disuasión (OPVD), con el fin de aumentar la seguridad y disuasión coincidiendo con el citado evento internacional.

Las unidades mencionadas desempeñarán un papel fundamental en la vigilancia y el control de la actividad marítima y terrestre desarrollando una vigilancia continua y una presencia disuasoria efectiva durante estos días en los que se celebra en Washington la Cumbre de la OTAN.

Las Operaciones de Presencia, Vigilancia y Disuasión se centran en supervisar el tráfico marítimo, identificar y evaluar posibles riesgos, así como actuar de manera preventiva para garantizar la seguridad de la zona. Estas medidas reafirman el compromiso de España con la seguridad y la cooperación internacional, trabajando en estrecha colaboración con aliados y socios durante esta importante reunión de la OTAN.

Las Operaciones de Presencia, Vigilancia y Disuasión

Las Operaciones de Presencia, Vigilancia y Disuasión son una herramienta eficaz para mantener una vigilancia de los espacios de soberanía nacional que permita detectar anticipadamente amenazas y facilitar una respuesta inmediata y viable ante una potencial crisis.

Los Mandos Operativos Terrestre (MOT), Marítimo (MOM), Aéreo (MOA) Espacial (MOESPA) y Ciberespacial (MOC) conforman la estructura de Mandos Permanentes. Diariamente, hay unos 3.000 efectivos de las Fuerzas Armadas involucrados en este tipo de operaciones bajo control operativo del Mando de Operaciones.

La «Álvaro de Bazán»

La «Álvaro de Bazán» F-101, es el cuarto buque en la historia de la Armada española en llevar este ilustre nombre, el primero fue un buque de vapor de tres mástiles que sirvió entre 1.841 – 1.873, el segundo fue uno muy similar que sirvió entre 1.873 y 1.885, y el tercero fue un cañonero que prestó sus servicios de 1.904 a 1.926.

La fragata «Álvaro de Bazán», primera de la serie «Álvaro de Bazán» , fue construida en los astilleros de Navantia en Ferrol y entregada a la Armada el 19 de septiembre de 2002. Esta clase de fragatas están especialmente dotadas para la guerra antiaérea merced a su sistema de combate integrado AEGIS y a su radar multifunción de última generación SPY-1D. Por su eficiencia, versatilidad y capacidades, la plataforma constituye un éxito de la industria naval española.

La Fragata «Álvaro de Bazán» forma parte de la 31ª Escuadrilla de Superficie, con base de estacionamiento en el Arsenal de Ferrol.

La F-101, de moderno diseño y notables capacidades militares. es uno de los buques con los que la Armada contribuye con los objetivos de Defensa Nacional.

La fragata ‘Álvaro de Bazán’ cuenta con más de 200 mujeres y hombres a bordo, incluyendo a una unidad aérea embarcada, un equipo operativo de seguridad perteneciente a la Unidad de Seguridad del Tercio de Armada y un Capellán.

Lea también

La «Blas de Lezo» regresó a su base en Ferrol tras participar en diversos ejercicios internacionales

(Gráficas Galicia Ártabra)-Eran las diez y media de la mañana cuando finalizaban las tareas de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *