La Guardia Civil investigó a un vecino de Miño por circular dos veces con su coche en sentido contrario el mismo día

El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del Sector de Tráfico de Galicia, investigó a un conductor, vecino de Miño, como presunto autor de dos delitos contra la seguridad vial, al circular dos veces en el mismo día, en sentido contrario al flujo circulatorio establecido.

Los hechos ocurrieron a raíz de las llamadas realizadas por usuarios de la vía comunicando la circulación de un vehículo circulando en sentido contrario al del flujo circulatorio establecido, la primera de ellas sobre las ocho de la mañana, en la que el conductor de un camión informaba de la presencia de un turismo circulando en sentido contrario por la autovía AC12 en el término municipal de Oleiros, indicando que aunque trato de esquivarlo, el turismo impactó por raspado con su vehículo, continuando la marcha sin detenerse, no pudiendo por ello precisar la marca ni el modelo del mismo.

Posteriormente, sobre las 19:00 horas del mismo día, se reciben varias llamadas de usuarios de la vía indicando la presencia de un turismo circulando en sentido contrario en la autopista AP-9F a la altura de la localidad de Guisamo sin poder precisar claramente los datos para su identificación.

La Guardia civil inició una investigación para la identificación y localización del vehículo y de su conductor, logrando los componentes del GIAT, tras el análisis exhaustivo de la información recabada, la identificación plena
del vehículo y el conductor implicado, resultando que en ambas ocasiones el comportamiento descrito había sido realizado por el mismo conductor con el mismo turismo.

La Guardia Civil procedió a la investigación de este varón como presunto autor de dos delitos contra la seguridad vial.

El sector de Tráfico de la Guardia Civil de Galicia recuerda que este tipo de delitos están tipificados en el artículo 380 del Código Penal, “el que condujere un vehículo a motor o ciclomotor con temeridad manifiesta y pusiere en concreto peligro la vida o la integridad de las personas, será castiga con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años”.

Lea también

As mulleres de Fene reivindican o dereito a desfrutar dunha vida saudábel

Baixo o lema “A saúde das mulleres é un dereito”, o Concello de Fene está …