La subida del salario mínimo… ¿a quién beneficia más?

Marcos López Balado

Sé lo que estás pensando. “¡Vaya título!”, “¿a quién va a beneficiar? ¡A los trabajadores!”

Lo lógico sería pensar que los beneficiados son los trabajadores cuando sube el SMI. De hecho… sí es cierto que la subida les beneficia. A algunos, por lo menos. Pero a lo que voy es que no son los trabajadores los más beneficiados de la subida, ni de lejos. Y ahí quería ir yo a parar.

En el 2023 el SMI pasó de 1.000€ mensuales a 1.080€. En 14 pagas, pasamos de 14.000€ anuales a 15.120€. De eso podemos concluir que los trabajadores han salido ganando 1.120€ anuales, contando con las extras, que hacen 93,33€ de subida mensual. Pero no podría ser más errónea esa suposición y lo vamos a comprobar.

El límite exento de retención estaba durante el 2023 en 15.000€. Eso significa que los trabajadores han pasado de sus 14.000€ sin retención a 15.120€ a los que sí hay que practicar retención. No a lo que excede, a todo.

Lo que nos sale con el programa de cálculo de la Agencia Tributaria es que aproximadamente hubo que aplicar un 3,2% de retención en la nómina de cada trabajador afectado por la subida del SMI. Eso nos dejó una retención de 483,84€ anuales (15.120€ x 3,2%), por lo que finalmente la subida neta del salario fue de 636,16€ anuales (1.120€ de subida – 483,84€ de IRPF). Es decir, que ya no quedaron 93,33€ mensuales de subida, sino que quedaron 53,01€.

Empezamos a acercarnos un poco más al fondo del asunto, porque ahora vemos que si bien las empresas soportaron una subida salarial mensual de 93,33€, a los trabajadores solo les llegaron 53,01€ al bolsillo.

Pero el caso es que la cosa no queda ahí, porque los salarios llevan aparejada una cotización que tienen que satisfacer las empresas. Aproximadamente viene siendo un tercio del salario. Un tercio de los 93,33€ son 31,11€.

Así, ahora tenemos que las empresas durante el 2023 han desembolsado un total de 124,44€ más de manera mensual (93,33€ de salario + 31,11€ de cotización), aproximadamente, pero resulta que al trabajador solo le han llegado 53,01€. ¿Dónde se ha quedado el resto? Pues efectivamente, es el Estado el que se ha quedado con esa diferencia y, en consecuencia, es quien ha resultado más beneficiado.

Ahora, si volvemos al título del artículo y antes del mismo recogemos “si al trabajador le suben 53,01€ al mes el salario y el Estado recauda 124,44€ más” ya podemos preguntar “¿a quién beneficia más?”. Y nadie puede no estar de acuerdo. Y era fácil, con haber elevado el mínimo exento de cotización de 15.000€ a solo 15.200€, la subida real sí habría llegado a los trabajadores. Ingeniería recaudatoria.

Pero ojo, no quiero dejar aquí la cosa… porque esto aún da para un poco más.

Si a las empresas les suben los costes de funcionamiento y de producción, parece lógico pensar que éstas tengan que repercutir en sus precios y aplicar subidas para no ver comprometidas sus cuentas de resultados, porque ninguna empresa funciona para perder dinero. Las subidas del IPC de estos últimos tiempos las hemos sufrido todos y no hace falta explicarlas mucho aquí, pero a nadie le sorprenderá que diga que hemos perdido todos poder adquisitivo. Sin embargo, gracias a esto, Hacienda también ha recaudado más.

Y  mas ojo, porque no a todos los trabajadores les han subido el salario en la misma medida. Estamos hablando de aquellas categorías que se vieron afectadas por la revisión del SMI, al resto de categorías profesionales que estaban por encima no les han subido sus salarios en la misma medida. Pero el incremento de los precios sí se lo han tenido que comer con patatas.

En definitiva, amigos, está muy bien eso de vender beneficios para unos pagados con el dinero de los demás. Está muy bien eso de conseguir votos cuando son las empresas las que tienen que pagar la cuenta. Y, sobre todo, está muy bien eso de vender que vas a ganar mucho más, cuando quien ha hecho ingeniería recaudatoria ha sido el estado, que es el gran beneficiado de todas estas alharacas.

Lea también

«El encargado» y «Nada», dos series Argentinas para disfrutar y divertirse

Pedro Sande García La primera versión de esta crónica estaba centrada en una sola serie, …