Moeche estrena un Centro de Interpretación das Revoltas Irmandiñas.

El castillo de Moeche reabrió el sábado 18 de marzo las puertas del Centro de Interpretación de las Revueltas Irmandiñas después de cinco meses de trabajos para hacer distintas mejoras en el recinto y, sobre todo, para renovar y ampliar todos sus contenidos expositivos con un nuevo enfoque histórico. El acto de inauguración de la muestra estuvo presidido por la alcaldesa, Beatriz Bascoy, a la vez que el vicepresidente y responsable de Turismo de la Diputación, Xosé Regueira, acompañados ambos por miembros de la Corporación municipal, por representantes de entidades del territorio y también por el presidente de la Asociación para la Gestión del Xeoparque del Cabo Ortegal, Pablo Moreda, ya que lo futuro territorio Unesco tendrá en el castillo uno de sus centros de recepción de visitantes.

La reformulación museística del Centro de Interpretación de las Revueltas Irmandiñas fue precedida de un profundo trabajo de investigación y de recopilación documental, principalmente del conocido como «Pleito Tabera-Fonseca» que recoge las declaraciones de por lo menos 183 personas que fueron testigos de los sucesos ocurridos en toda Galicia entre 1467 y 1469.

Partiendo de esta y de otras fuentes se compuso un itinerario muy visual que se recorrió en el arranque del acto guiado por Manuel Rial, de la empresa Trivium Estrategias en Cultura y Turismo S.L., coordinador del proyecto. Una andadura de descubrimiento que estorbe en la parte baja del centro con varios paneles en los que sé reseña la importancia arquitectónica, histórica y arqueológica del castillo de Moeche para luego, en el primero andar, tratar con más profundidad el contexto social revolucionario de finales del siglo XV, encuadrado a su vez en un clima de convulsión generalizada en toda Europa.

Los módulos narran con todo detalle los acontecimientos extraídos de la historiografía, desde sus orígenes hasta su desenlace, ofreciendo una perspectiva general de como se desarrollaron en Moeche y en otros puntos de Galicia. Todo ilustrado con fotografías, cronogramas, dibujos, nombres y datos sobre la organización social y del poder. En el cabo del recorrido expositivo, el centro también cuenta con un rincón dedicado al Festival Irmandiño como evento preservador de la memoria y, en cierto modo, del espíritu que alentó la revolución medieval, manifestado hoy a través de la música y la cultura.

La renovación del espacio buscó asimismo que a interpretación tanto del castillo como de su relevancia histórica fueran más accesibles para las personas visitantes. En este sentido, el proyecto incluyó el cambio de la señalización de las distintas partes de la fortaleza incorporando códigos QR que enlazan con fichas explicativas y audioguías en tres idiomas, con la finalidad de que a experiencia de recorrerla pueda ser totalmente autónoma y aun más enriquecedora.

La transformación del Centro de Interpretación de las Revueltas Irmandiñas tuvo en el contenido su razón de ser, pero el Ayuntamiento también vio oportuno preparar antes el continente puliendo y barnizando los suelos de madera e incorporando nuevo mobiliario, en ambos casos implicando en la labor a carpinterías locales. Entre obra, soportes expositivos y contenidos, la inversión alcanza los 62.500 euros financiados en un 80% por la Diputación de A Coruña en virtud de un convenio firmado por Xosé Regueira y Beatriz Bascoy en verano de 2022.

El proyecto desarrollado en el castillo de Moeche va íntimamente ligado al del Xeoparque del Cabo Ortegal -apoyado también por el ente provincial-, que será aprobado próximamente por la UNESCO. De hecho, la fortaleza formará parte del geoparque como uno de sus principales recursos y será uno de los centros de recepción de visitantes. De ahí que un apartado del andar inferior esté dedicado a su conocimiento y nombradamente a la riqueza geológica del municipio, asociada a la presencia del toelo o «piedra de Moeche» y de materiales ricos en cobre que en otro tiempo se extraían en Mina Piquito.

En el acto de estreno de la nueva muestra del Centro de Interpretación de las Revueltas Irmandiñas participaron miembros de la Corporación municipal , representantes del tejido social  y personas que de una forma o de otra colaboran con el Ayuntamiento de Moeche en la promoción del castillo y del proyecto de geoparque.

Las instalaciones del Castillo  quedaron así abiertas de nuevo al público, siendo los horarios de visita de primavera,  los miércoles, jueves y viernes de 11:30 a 13:30h y de 16:00 a 19:00h y los sábados, domingos y festivos de 11:00 a 14:30h y de 16:00 a 20:00h. Si el festivo cuadra de por medio de la semana, el castillo cerrará al día siguiente laborable.

 

Lea también

Abierta la inscripción en Valdoviño de los talleres «Encantada de conocerme»

Con la vista puesta en la programación del Día de la Mujer, el Ayuntamiento de …