El PSOE de Ferrol publica su lista

José Carlos Enríquez Diaz

La novedad socialista figura en la candidatura como independiente y es casi una de las pocas caras que se renuevan en los primeros puestos de la papeleta, en la que figuran, mayoritariamente, ediles de la actual corporación. Montserrat Dopico Malde, catedrática de Lengua Castellana y profesora en la EPA ferrolana. Esperemos que en esta ocasión no se introduzcan cambios como en las pasadas elecciones municipales a pesar de que  Ángel Mato carezca  de memoria y no lo recuerde…

Lo triste es que las mentiras en la política son tan abundantes y cotidianas en este ámbito que ya han alcanzado el rango de normalidad; incluso hay quien las justifica por considerarlas necesarias para la gobernabilidad.

 Las pasadas elecciones, en total, se establecieron cambios en unas 20 ciudades en toda España, entre las que también figuraba Ferrol, con «reajustes» en la lista del candidato Ángel Mato, con la entrada de dos afines a la entonces secretaria xeral Beatriz Sestayo: Germán Costoya, actual concejal, que perdió las primarias frente a Mato, que ocupará el puesto 5 –en lugar de Julián Reina– y Cristina Prados, estará en el ocho.

Ángel Mato rompía su silencio para arremeter contra la «indecente» actitud de la dirección federal del partido, a la que le afeó que «pretenda hablar de unión» al tiempo que practica la «imposición». Lo más triste es que mientras sucedían todos estos cambalaches en la ejecutiva gallega miraban para otro lado.

Tampoco olvidamos que en el primer pleno afirmaba: «Sí, me planteo subir salarios, pero si el resto de grupos está de acuerdo para hacerlo» Él tanteó al resto de los grupos para ver si le apoyarían. Pero al comprobar que no, se echó atrás. Pero Ángel Mato quería la subida de sueldos. También la deseaba para él. ¡Vicios que se remontaban a tiempos de Irrisarri.!

Este año mantiene en su lista al candidato Germán Costoya, a pesar de la pataleta montada en las elecciones pasadas. También a Cristina Prados, un “jarrón chino dentro del ayuntamiento” Delicado como inútil; que por no hablar ni habla, ¿alguien sabe si habla? ¿La han escuchado mucho esta legislatura? ¿Qué escribe en prensa?

El primer método para evaluar la inteligencia de un líder es observar a las personas que lo rodean” Maquiavelo. Los partidos políticos comienzan a difuminarse cuando los mediocres leales permanecen y los brillantes y críticos se van.

Los ciudadanos precisamos a los mejores, en todos los sentidos, para que ocupen los puestos de mayor responsabilidad y fatiga. Políticos capaces  e inasequibles al desaliento, extraordinarios en sus funciones, y a ser posible que hayan demostrado previamente una altísima valía en el sector privado. Pues uno de los grandes problemas de los que adolece la política actual es que la inmensa mayoría de los que ejercen la política no han salido de ella desde hace décadas. Para llevar bien el timón de nuestra ciudad necesitamos personas que conozcan bien, y muy a fondo, la realidad de la calle, las penurias de los autónomos y pequeños comercios.

Hay quien hace de la política una profesión. Otros lo convierten en su modo de negocio.

Es bien cierto que no se puede dejar de resaltar que siempre habrá personas extraordinarias.

La mayoría de ellos – los extraordinarios- tienen su profesión, viven de ella y pueden seguir practicándola sin necesidad de ejercer como políticos. Estos políticos fugaces saben lo que más les conviene a sus conciudadanos porque ellos han pasado antes por similares circunstancias. Se trata de personas bien formadas, personas preparadas para servir a sus ciudadanos durante un periodo determinado, aportando mucho más de lo que llevan. Lamentablemente, pocos son los que desafortunadamente en estas condiciones se acercan a la política. Como mucho van en las  listas de relleno… además buena parte de los que lo hacen se marchan escandalizados de lo que han visto y vivido en el ring político, donde la ambición de poder y riqueza alcanza límites vergonzosos.

El político debe tener amor apasionado por su causa; éticade su responsabilidad; mesura en sus actuaciones” Max Weber

Lástima que generalmente el complejo entramado de los intereses personales de los políticos y de los partidos, en ocasiones, también de negocio… degenera en luchas intestinas. Todo ello deriva en incumplimientos electorales de las promesas realizadas en campaña, edulcoradas para generar falsas expectativas en los votantes y arrancar el preciado voto de la zarandeada voluntad del pueblo.

Así, pues, los representantes de los partidos políticos y quienes nos gobiernan no son los únicos culpables. Los ciudadanos también tenemos nuestra parte de responsabilidad, que no es pequeña… con nuestro exceso de confianza en sus promesas electorales, bajo la presión mediática de  las campañas electorales y de algunos medios de información que dependen de las subvenciones y del dinero.

El caso es que está creciendo la desconfianza en los políticos, en sus organizaciones principales, en sus cohortes de asesores y en las manipulaciones de los medios de comunicación.

Se trata de  unos políticos burócratas que pudieran estar en fase de extinción sin que ellos en sus poltronas, desbordantes de soberbia y poder, sean conscientes.

La política de amiguetes se acabó. ¡Es un fracaso! La política actual es, a grandes rasgos, un poco como ‘Juego de tronos’: vestirlo todo de apariencia de cambio para que en el fondo pocas cosas cambien. No hay trono ya, pero la rueda sigue girando. No hay siete reinos, pero hay rey. No hay caminantes blancos, pero sigue habiendo miedo. No hay esclavistas, pero sigue la opresión.

 

 

Lea también

Ferrol con Rosalía

Julia M.ª Dopico Vale “La poesía es un río que nace en el poeta; su …

Un comentario

  1. Aplaudiendo con las orejas. Toda la razón. En tiempos de trileros y mentirosos, de miserables y deshonestos… decir la verdad es revolucionario!!!