En Ferrol, este viernes el general de IM Manuel García Ortiz tomó el mando de la Fuerza de Protección de la Armada

(P.S.-gráficas Galicia Ártabra)-El general de brigada Manuel García Ortiz ha tomado este viernes, día 2 de septiembre, posesión de su cargo como general comandante de la Fuerza de Protección de la Armada (Geproar), en el transcurso de un acto celebrado en la Estación Naval de La Graña , en Ferrol, y presidido por el Comandante General de la Infantería de Marina, Rafael Roldán Tudela

A la ceremonia han asistido el alcalde de Ferrol, Ángel Mato Escalona; la subdelegada del gobierno en La Coruña, María Rivas; la delegada de la Xunta en Ferrol, Martina Aneiros; el presidente de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao, Francisco Barea Paz; el Comisario-Jefe de la Policía Autonómica, Jorge Manuel Rubal Pena; Director del Museo de la Construcción Naval, Rafael Suárez Pérez; Presidente de la Fundación del Santo Hospital de Laridad, Alberto Lens: Presidente de la Junta de Cofradías y Hermandades, César Carreño; así como presidentes y miembros de sociedades culturales, sociales y deportivas

Asimismo estaban presentes el general Juan Francisco Arrazola Martínez, Jefe del Mando de Apoyo a la Maniobra (MAM) con base en A Coruña; el delegado de Defensa en Galicia, Coronel Antonio Bernal Martín; el Francisco Javier Jambrina, jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña; el Comandante-jefe del Tercio del Norte de Infantería de Marina, coronel Francisco Guerrero Mayol; Director del Museo Naval, CN Rafael María Izquierdo; el coronel de Infantería de Marina José María Sanz Alisedo; el Jefe de Estado Mayor de la FUPRO,Teniente coronel de IM Samuel Morales; así como familiares del nuevo Comandante-Jefe de la FUPRO.

SE INICIA EL ACTO

A las doce menos diez de la mañana la Bandera Nacional del Tercio del Norte se incorporó a la Formación de miembros de la Infantería de Marina formados en la explanada frente al Cuartel General de la FUPRO integrada por dos secciones al mando del capitán José Perales Garat junto con una escuadra de gastadores y la Unidad de Música, bajo la dirección del capitán Luís García Cortizas. Se le rindieron los honores de ordenanza.

Ya a la doce llegó a la zona el Comandante General de la Infantería de Marina, Rafael Roldán Tudela que fue recibido por el coronel comandante del Tercio del Sur, José Ignacio Yaniz López; acompañado por el Comandante-director de la ESENGRA, CF José Luis Guevara Romero y el suboficial mayor de la FUPRO.

Tras rendírsele los honores de ordenanza, interpretando la Unidad de Música la “Marcha de Infantes” el Comandante General pasó revista a la Fuerza y saludó a las autoridades y resto de invitados,  dirigiéndose al podio instalado en la zona principal del patio.

Reconocimiento y nombramiento

El acto se inició con la lectura de la resolución por la que se nombra nuevo comandante de la Fuerza de Protección de la Armada al general García Ortiz dándole posesión el general Rafael Roldán Tudela, “De orden de S.M. El Rey se reconocerá al general Manuel García como general de la Fuerza de Protección de la Armada obedeciéndole y respetándole en todo lo que mandare concerniente al servicio.¡Viva España!”.

Seguidamente el general García Ortiz juro su nuevo cargo, “Juro por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de Comandante de la Fuerza de Protección de la Armada con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado” y el general Roldán le entregó el bastón de mando.

PALABRAS DEL NUEVO COMANDANTE DE LA FUPRO

A continuación el nuevo comandante de la FUPRO, el general Manuel García Ortiz pronunció unas palabras, comenzando por un saludo a los asistentes “Muchas gracias por acompañarme en este acto tan importante para mí, en un día que, sin duda, es el más importante de mi carrera profesional.

Como no puede ser de otra forma, mis primeras palabras son de profundo agradecimiento al Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada por la confianza que ha depositado en mí al proponerme para el ascenso a General de Brigada y nombrarme General Comandante de la Fuerza de Protección.

Mi agradecimiento también a mis jefes, a mis compañeros y, especialmente, a mis subordinados, por todo lo que me han enseñado y por el inestimable apoyo que me han prestado desde que inicié mi singladura en la Armada hace ya algunos años”

Sentimientos encontrados

Asumo el mando de la Fuerza de Protección con sentimientos encontrados. Ilusionado por volver a la Fuerza, nuestra razón de ser, donde he pasado la mayor parte de mi carrera militar, y donde los soldados de la mar podemos disfrutar de forma más plena nuestra vocación.

Siento una gran responsabilidad ante el reto de mandar la Fuerza de Protección, consciente de la importancia de su cometido principal de contribuir a la seguridad física de la Armada con la finalidad de proteger a su personal, unidades, instalaciones y material. Consciente de lo que supone la contribución de la Fuerza de Protección a los cometidos genéricos de la Flota, en particular, a las Operaciones de Seguridad Marítima y Protección de la Fuerza en el ámbito naval.

Consciente de la necesidad de estar preparados para asumir cualquier otro cometido relacionado con nuestras capacidades específicas de acción en tierra.

Responsabilidad que me entusiasma al asumir el Mando de Unidades herederas de una historia gloriosa, la que nos ha llevado a ser lo que somos los Infantes de Marina, y que me alienta a afrontar este reto, siguiendo con humildad el ejemplo de los que nos precedieron”.

Recuerdo al general Pérez Urruti

En este punto, quiero expresar mi reconocimiento a la excelente labor realizada por mi predecesor, el General Pérez-Urruti, durante estos últimos cuatro años, en los que ha conseguido mantener a un alto nivel las capacidades exigidas a la Fuerza de Protección, logrando además que la situación de la pandemia no haya tenido un impacto significativo.

Y todo ello afrontando con éxito cambios organizativos y normativos de calado. Mi Brigadier de Primero de la Escuela Naval me ha puesto el listón muy alto”.

El más valioso de los recursos

Me siento confiado, consciente de que para llevar a cabo estas tareas dispongo del más valioso de los recursos: los hombres y mujeres de la Fuerza de Protección, representados en este acto por los que ya son los Comandantes de mis Unidades subordinadas y el Jefe de mi Estado Mayor, a los que serviré con lealtad, compromiso y dedicación, exactamente la misma lealtad, el mismo compromiso y la misma dedicación que les voy a exigir, junto al escrupuloso cumplimiento de las normas de aplicación en el desarrollo de los cometidos que tenemos asignados”.

A los componentes de la FUPRO

«Permíteme mi General dirigirme brevemente por vez primera a los componentes de la Fuerza de Protección.

Como establece nuestro Código de Conducta, los infantes de marina debemos exigirnos una imagen impecable en cada actividad o cometido que realizamos. Esta actitud es si cabe más demandante para los componentes de la Fuerza de Protección, ya que somos, en muchas ocasiones, la primera imagen, y puede que única, de la Infantería de Marina, y por ende de la Armada, ante el resto de las Fuerzas Armadas y ante la sociedad civil. Esto nos obliga a mantener un comportamiento sin tacha en nuestro quehacer diario. Debemos ser escrupulosos y autoexigentes en la ejecución de nuestros cometidos. Como debemos ser rigurosos en nuestro asesoramiento a los mandos de las unidades a las que apoyamos.

Quiero expresar mi orgullo y gratitud a los compañeros de la Fuerza de Protección que actualmente se encuentran embarcados en las Fragatas Numancia, Almirante Juan de Borbón y Cristóbal Colón y los Buques de Acción Marítima Centinela y Relámpago, cumpliendo con los compromisos internacionales asumidos por nuestro país; a los que desplegados en los montes de Galicia en el marco de la Operación Centinela Gallego con la finalidad de prevenir los incendios forestales, particularmente numerosos y virulentos este año; y, particularmente, a los infantes de marina que día a día, de forma discreta y efectiva, contribuyen a proteger a las unidades más prioritarias para la Armada”.

Lealtad y dedicación y familia

«Mi General, soy consciente que son muchos e importantes los retos pero también son grandes la ilusión, el compromiso y la responsabilidad de los que formamos parte de la Fuerza de Protección. Cuenta con mi lealtad absoluta y mi total dedicación para apoyarte en alcanzar los objetivos que nos marques.

Por otra parte, desde el punto de vista personal, mi familia y yo nos sentimos muy ilusionados con la oportunidad que se nos ofrece de integrarnos y disfrutar de la vida de esta ciudad tan vinculada a la Armada desde hace tres siglos.

Por último, hoy creo que es el mejor día para expresar públicamente mi reconocimiento a mi familia, que hoy casi al completo me acompaña, por su constante apoyo, y especialmente a ti Mamen, por compartir conmigo tu vida y por tu callado sacrificio para que yo haya podido desarrollar mi vocación de forma tan plena. Y el recuerdo a mi padre Félix y mi madre Carmen, a los que hoy siento más cerca que nunca, que me inculcaron valores como la honradez, la constancia, el esfuerzo y la importancia de llevar a cabo con exactitud y acierto todo cuanto debas hacer, tanto en tu vida personal como profesional, como ellos siempre decían, como Dios manda.

Para finalizar, pido a nuestra Patrona, la Virgen del Carmen, a la que toda mi vida he guardado especial devoción ya que he tenido la suerte de tenerla muy cerca en mi barrio de Las Callejuelas, así como a nuestro Patrono, San Juan de Nepomuceno, que me guíen en esta nueva singladura que hoy comienzo”.

PALABRAS DEL GENERAL ROLDÁN TUDELA

Terminada la alocución del general García Ortiz tomo la palabra el general Roldán Tudela, quien tras saludar a los asistentes agradeció al general García Ortiz “la presencia de tu familia y muy en particular la de tu esposa María del Carmen por apoyarte siempre de forma generosa y altruista y haberte permitido dedicarte a lo que más te gusta, tu profesión”.

Una unidad esencial para la Armada

Asumes el mando de una unidad compleja y esencial para la Armada, ya que tiene la responsabilidad de la seguridad de su personal y de sus instalaciones. Una unidad que realiza sus cometidos al más puro estilo del Infante de Marina, dedicado, profesional, callado y muy eficaz.

Tus unidades subordinadas han sabido adaptarse cada vez a cometidos más demandantes, con un gran esfuerzo llevado a cabo por unas plantillas reducidas. Unidades que siguen manteniendo el espíritu expedicionario que nos caracteriza y que ahora podemos encontrar a bordo de nuestros buques en aguas de Somalia, el norte de Europa, el Mediterráneo o el Golfo de Guinea”.

Dedicación e ilusión

Todos sabemos que el escenario económico al que nos enfrentamos es restrictivo y que las capacidades que perseguimos tardarán en llegar, pero esta situación forma parte de nuestra historia. Al igual que las vicisitudes orgánicas por las que ha pasado el Cuerpo y en la que hasta en tres ocasiones llegamos a extinguirnos. Siempre salimos adelante y eso fue gracias al recurso humano de nuestras unidades. Hombres y mujeres , Infantes de Marina, que siempre han dado lo mejor de si mismos y que trabajando con dedicación e ilusión lograron siempre remontar el Cuerpo”.

Destacó la profesionalidad de los componentes de la Fuerza de Protección, finalizando con “Mi general tienes experiencia y preparación suficiente para desempeñar este nuevo cargo con la dedicación, iniciativa y capacidad de trabajo que te caracteriza. Estoy seguro que esta unidad seguirá manteniendo si nivel de excelencia y el aprecio de la sociedad civil.

Por último solo me queda desearte mucha suerte y que la Virgen del Carmen y Nuestro Santo Patrón San Juan Nepomuceno te iluminen y te guíen en tus decisiones”

Finalizó estas palabras con “Infantes de Marina, gritad conmigo con una sola voz ¡Valientes por tierra y por mar” que fue contestada por todos los asistentes.

MARCHA HEROICA Y DESPEDIDA

A continuación la Unidad de Música interpretó la Marcha Heroica de la Infantería de Marina, cantada por los asistentes. Se procedió a retirar la Bandera Nacional a los sones del Himno Nacional y finalizó el acto con la retirada de la Fuerza.

Posteriormente los asistentes se trasladaron a una de las instalaciones de la ESENGRA en donde se brindó por El Rey , acto al que asistió el Almirante Jefe del Arsenal, VA Ignacio Frutos Ruiz.

Lea también

En Ferrol, el martes solemne arriado de Bandera. Coincide con el 487 aniversario de la Infantería de Marina

Durante la tarde del martes 27 de febrero, a 19:20 horas tendrá lugar el solemne …