Emotiva jura de Bandera de más de 300 civiles en A Coruña presidida por el Almirante Jefe del Arsenal de Ferrol

(Gráficas Xunta y cedidas)-Mas de 300 civiles, inscritos hasta el pasado 30 de junio, han jurado o prometido fidelidad a la Bandera en la mañana de este sábado, día 9 de julio, en el muelle de trasatlánticos del Puerto de A Coruña con la presencia naval del Buque Escuela “Juan Sebastián de Elcano “ ceremonia presidida por el Almirante Jefe del Arsenal de Ferrol, VA Ignacio Frutos Ruiz.

Este solemne acto militar se desarrolló durante la escala del Buque Escuela “Juan Sebastián de Elcano” en el puerto de la ciudad herculina. Coincidiendo con la celebración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo, este buque, del tipo bergantín-goleta, volvió a esta ciudad para continuar expandiendo esta gesta, donde permanecerá atracado hasta mañana domingo, día 10 de julio.

El acto contó con la asistencia de autoridades civiles y militares, familiares y numeroso público, entre ellos el delegado del gobierno, José Manuel Miñones Conde; la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey; el presidente de a Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado.

COMIENZAN LOS ACTOS

En la zona portuaria estaba formada la Fuerza, compuesta por la Escuadra de Gastadores de guardiamarinas del “Juan Sebastián de Elcano”, la Unidad de Música del “Tercio del Norte de Infantería de Marina” con cornetas y tambores de la Escuela “Antonio de Escaño”, una Compañía de guardiamarinas embarcados en el “Juan Sebastián Elcano” y una Compañía mixta formada por una Sección de alumnos de la Escuela “Antonio de Escaño” y otra Sección del Tercio del Norte.

A las doce menos diez de la mañana se incorporaron a la Fuerza las Banderas Nacionales de la «Juan Sebastián de Elcano» y del Tercio del Norte de la Infantería de Marina a las que se les rindieron los honores de ordenanza.

A las 12 horas, con puntualidad castrense, llegó al muelle de trasatlánticos el Almirante del Arsenal que fue recibido por el Comandante del “Elcano” capitán de navío Manuel García Ruiz y el comandante naval, capitán de fragata José M. Faraldo Sordo, y al que se le rindieron los honores de ordenanza, interpretando la Unidad de Música la «marcha de Infantes” pasando seguidamente revista a la Fuerza.

JURA DE BANDERA

Eran las doce y veinte de la mañana cuando se procedió al acto principal de la jornada, a la jura de la Bandera. Tras la lectura del artículo sexto de las Reales Ordenanzas de las Fuerzas Armadas el comandante del “Elcano” pidió el juramento o la promesa y un capellán castrense rogó a Dios «que os ayude a cumplir lo que habeis jurado o prometido».

Seguidamente los mas de 300 civiles desfilaron, uno por uno ante las Enseñas de la Patria como señal de respeto.

Posteriormente pasaron bajo las Banderas y el sable que portaba el Comandante del buque-escuela de la Escuela mientras la Unidad de Música del Tercio del Norte interpretaba la pieza musical «Banderita Española» de «Las Corsarias»…(Banderita tu eres roja, banderita tu eres gualda, llevas sangre llevas oro, en el fondo de tu alma).

El juramento o promesa ante la bandera permite a todos los españoles que así lo deseen, manifestar públicamente su compromiso con la defensa de España. Sirve también para recordar la vinculación de toda la sociedad con la defensa nacional, y afianzar los lazos de unión entre las Fuerzas Armadas y la sociedad a la que sirven

EMOTIVAS PALABRAS DEL COMANDANTE DEL BUQUE ESCUELA

Seguidamente el comandante del Buque Escuela «Juan Sebastián de Elcano» capitán de navío Manuel García Ruiz se dirigió a todos los presentes, con emotivas palabras.

“Es para mí un gran honor, como Comandante del Buque-Escuela de la Armada “Juan Sebastián de Elcano” y como español, haber sido testigo de vuestro juramento o promesa de fidelidad a España. La ceremonia de Jura de Bandera es un acto sencillo, como todos los que se llevan a cabo por nuestras unidades, pero solemne, emotivo y cargado de significado. Porque con él, vosotros, como españoles dais testimonio, ante su mayor símbolo, de vuestro cariño por España. En pocos actos tan simples se puede ofrecer tanto, vuestra lealtad y entrega a la Patria, como en éste.

Y en pocos actos podréis encontrar tanto simbolismo como en la Jura junto a este casi centenario pero, a la vez, joven buque, representación del afecto que España y la Armada muestran hacia sus ciudadanos, ya sea en nuestro país o en el más remoto punto del planeta. Sus muchos años de vida han visto desfilar y jurar bandera a incontables españoles, humildes, poderosos, de cualquier condición social. Todos han podido manifestar ante él su amor por nuestro país, como habéis realizado vosotros ahora mismo”.

Un compromiso moral

“Vuestro juramento va más allá de una afirmación personal. Realizarlo junto a nuestro buque nos sirve de estímulo a la dotación y guardiamarinas. Hoy mostráis un compromiso moral por el que no vais a recibir ninguna recompensa más allá del gozo de vuestra pública manifestación. Sin embargo, es una recompensa que os acompañará toda vuestra vida y que engrandece a la España a la que habéis jurado amor incluso con vuestra vida, a

una España que se siente orgullosa de su pasado y que, gracias a vosotros, ve con esperanza su futuro.

Jurar la bandera del “Juan Sebastián de Elcano” o del “Tercio Norte” nos llena de satisfacción por vuestro reconocimiento hacia la Armada, tan vinculada a la historia de España, y orgullosa de ser de las pocas del mundo cuyos hechos han trascendido en el devenir de la Humanidad. Una Armada donde la tradición convive con la modernidad, pero, sobre todo, una Armada que forma parte de la sociedad, vosotros, y a cuyo servicio dedica todos sus esfuerzos”.

Tras referirse a la gesta de Elcano y a la necesidad de difundir este acontecimiento, la primera globalización de la historia, que tiene nombre y apellidos españoles finalizó diciendo “hacer vuestro juramento en esta milenaria ciudad, La Coruña, tan unida a la Armada y a la mar, y sobre las banderas de nuestro buque más antiguo y de una de las unidades más emblemáticas y con más solera del Cuerpo de Infantería de Marina, el Tercio Norte, supone un motivo más de alegría también para nosotros.

Por todo ello, os reitero mi agradecimiento por vuestra generosidad al venir hoy a expresar públicamente vuestra fidelidad al país que llevamos en lo más profundo de nuestro corazón. Vuestro gesto, os lo aseguro, me conmueve. Y, ahora, como muestra final de vuestro compromiso hoy aquí manifestado, os pido que os unáis a mí, para expresar en voz alta vuestra lealtad a España”. Se dieron vivas a España y al Rey.

HOMENAJE Y DESFILE

Después de esta alocución dio comienzo el acto oficial de homenaje a los soldados de todos los tiempos que «sirvieron con lealtad y murieron con honor en defensa de la Patria”.

Se depositó una corona de laurel ante una cruz en honra a los Caídos, mientras los marinos cantaban «la muerte no es el final…” «Cuando la pena nos alcanza por el hermano perdido, cuando el adiós dolorido busca en la Fe su esperanza. En Tu palabra confiamos con la certeza que Tú ya le has devuelto a la vida, ya le has llevado a la luz. Ya le has devuelto a la vida, ya le has llevado a la luz”…. El capellán castrense rezó una oración por los fallecidos y en esos momentos se escuchó una descarga de fusilería en honor a los miembros fallecidos de la Armada.

 

Seguidamente se cantó el himno de la Armada y la Fuerza desfiló ante las autoridades militares a los sones de «ganando barlovento».

 

 

Lea también

La Asociación de Personas Sordas de Ferrolterra visitó la ESENGRA

Este pasado jueves, día 16, miembros de la AXF asistieron al acto de despedida de la …