Talleres de plantación para mayores afectados de Alzheimer

afal jardineria 20-4

Responsables de AFAL Ferrolterra y Covas Vegetal mantuvieron la pasada semana una reunión de trabajo que nació a raíz de la participación de los mayores de la asociación en uno de los talleres que impartió la empresa en el marco del Salón del Caballo de Ferrol, Equiocio. En el transcurso del mismo, Covas Vegetal mostró su voluntad de colaborar con la asociación de forma completamente desinteresada. Tal y como explicó la presidenta de AFAL, Milagros Prieto, la firma acordó implicarse en el proyecto «Natura: Estímulos Vivos». Así, trabajadores de Covas Vegetal impartirán a lo largo del año diferentes talleres de plantación en los centros de día terapéuticos que gestiona AFAL en Ferrol. Uno por cada estación del año. Los primeros, ya en mayo, se realizará el día 5, en el Centro de Día de la calle Río Castro y, el día 26, en las instalaciones de la antigua Casa del Mar. En ambos casos, a las 11 horas y con una duración de una hora.

Al respecto, Milagros Prieto explicó que también acordaron programar a corto plazo una visita de los mayores a los invernaderos de Covas Vegetal en la parroquia ferrolana de la que toman su nombre. Una actividad que se plantea como una salida terapéutica a un entorno natural que, con toda seguridad, será del agrado de los mayores. Covas Vegetal, al frente de la que se encuentran Manuel Bereijo y Ángela del Río, se constituye en agosto de 2013 y, desde entonces, cultivan de forma tradicional verduras y legumbres, productos de temporada y especialmente patata de Covas y grelo de Costa Ártabra. Productos que comercializan en toda España.

En la actualidad, «Natura: Estímulos Vivos» es uno de los programas más innovadores desarrollados por AFAL. Este permite que los mayores que acuden a diario a los centros de día entren en contacto con la tierra, las plantas, los aromas que desprenden. A través del mismo, los usuarios cultivan sus propias plantas bajo la dirección del equipo de AFAL y realizan un seguimiento de su crecimiento y evolución. Incluso, como apunta Noelia Ríos, supervisora del Centro de Día de la Red Pública y coordinadora del proyecto en estas instalaciones, «se han llegado a incluir en el menú del comedor las hortalizas que previamente habían plantado». En muchos casos, para aquellos mayores que vivieron en un entorno rural o dispusieron de un huerto en su vivienda, la experiencia no es nueva y, precisamente por eso, se estimula sus recuerdos. El programa se lleva a cabo con enfermos en fase inicial y sus objetivos son bien claros: estimularlos, trabajar las reminiscencias, retrasar el avance de la enfermedad y reforzar su autoestima.

Lea también

Cierre al tráfico en Ferrol entre las calles Iglesia y San Diego

Se estima que esta modificación temporal de la circulación finalice en el plazo de 15 …