Gráficas cofradieras. La noche ferrolana del Viernes Santo. Soledad y Caladiños

(Fot. Ignacio del Moral)
(Fot. Ignacio del Moral)

Dos procesiones atrajeron la atención de los ciudadanos en la noche de este Viernes Santo, la de la Soledad, de la Venerable Orden Tercera y la de “Os Caladiños», que señala el traslado de la imagen de la Dolorosa y San Juan desde la S.I. Concatedral de San Julián a la iglesia sede de Dolores.

PROCESIÓN DE LA SOLEDAD

(Fot.Ignacio del Moral)
(Fot.Ignacio del Moral)

A las nueve de la noche efectuó su salida de la capilla de la Venerable Orden Tercera de San Francisco la procesión de la Virgen de la Soledad.

Los cofrades acompañaban a la bella imagen que muestra el dolor de la madre ante la pérdida de su hijo amado.

La Virgen de la Soledad, una talla anónima del siglo XVIII, procesionó bajo palio, bordado en oro sobre tela de Damasco, sustentado por doce varales plateados y repujados en fino relieve. En el adorno floral destacaban las rosas blancas.

La imagen lucía un hábito blanco, recamado en hilo de oro con temas vegetales y el manto de terciopelo negro bordado en hilo de plata.

Con esta procesión la Cofradía recupera la procesión de la Soledad, desfile procesional que se realiza desde antes del año 1756.

Acompañó a la Soledad en su tristeza , la hermosa y moderna talla de María Magdalena, obra de Guillermo Otero Feal del año 1956, en un trono ovalado.

La procesión recorrió las calles Real, San Diego, Magdalena, Rubalcava, Real, y se retiró en la capilla.

(Fot. Ignacio del Moral)
(Fot. Ignacio del Moral)

PROCESIÓN DE OS CALADIÑOS

semana santa-viernes-caladiños-1Tras un acto litúrgico en la Santa Iglesia Concatedral de San Julián, a las once de la noche salían a procesionar las imágenes de San Juan y la Virgen de los Dolores.

Junto a los cofrades figuraban, como es costumbre centenaria, largas filas de mujeres y hombres portando velas de cera que alumbran el caminar de la Dolorosa en un respetuoso silencio solamente roto por los compases fúnebres de los tambores y las rasgadas notas de la banda de música que acompañaban a la Virgen, una hermosa talla del siglo XVIII, rodeada en su trono por varios centenares de rosas blancas

Tras recorrer las calles de Sánchez Barcaiztegui, Magdalena, Tierra, Real y plaza de Amboage es precisamente en esta plaza donde ante una multitud de fieles se realizó un auténtico homenaje a la Virgen en su Dolor.

La apoteosis final se produjo en un estruendoso aplauso en el momento en el que la imagen de la Virgen fue introducida en la iglesia a los sones del Himno Nacional.

semana santa-viernes-caladiños-4

Lea también

3854 ferrolanos solicitaron al Concello información o resolver incidencias

El concejal de Participación de Ferrol, Javier Díaz, ha dado cuenta en la comisión del …