Republicanos monárquicos

manuel molaresManuel Molares do Val-(molares@yahoo.es-cronicasbarbaras.es)

Como tantos españoles es posible que usted crea que la república es el sistema político más racional y democrático de gobierno, pero quizás defienda también la monarquía por simple empirismo tras cuatro décadas de un Rey que moderó y serenó a los partidos políticos españoles.

Partidos democráticos, sí, pero de izquierdas, derechas y nacionalismos históricamente tan hostiles entre ellos que, en ausencia de ese mediador neutral, se habrían enfrentado, a saber cómo.

Quien haya asistido a las manifestaciones republicanas de este lunes por algunas partes de España tras el anunció de abdicación de Juan Carlos I habrá visto buena gente que sólo pedía un referéndum sobre monarquía o república.

Pero también habrá encontrado muchos personajes nada recomendables. Exaltados, cargados de odio que exigen imponer tribunales populares para castigar con la horca y la guillotina a “la casta” de políticos marcados como enemigos, y a los reyes de España, los primeros.

El referéndum podrá celebrarse, claro: con una reforma constitucional aprobada por las Cortes tras las próximas elecciones generales, dentro de año y medio.

Felipe VI dispone de ese tiempo, más el de la elaboración y el referéndum de las enmiendas constitucionales, para demostrar que su jefatura del Estado es tan útil como la de su padre.

O más, porque ahora está ante una crisis que ha vuelto levantisca a parte de la ciudadanía, mientras que Juan Carlos I llegó en tiempos prudentes, cuando estaba vivo el temor a repetir la guerra civil.

Ese miedo desapareció. Por eso renacen vigorosos populismos, anarquismos, comunismos, fascismos, quizás nuevos terrorismos islamistas o nacionalistas, y balcanismos separatistas que podrían, estos, canibalizar 500 años de historia.

Los más exaltados crearían así una violencia de acción-reacción similar a la de la II República, cuyos presidentes facilitaron aquel sangriento fratricidio por ser ardorosos militantes, y no mediadores como Don Juan Carlos estas últimas cuatro décadas.

salas-8-6

Lea también

Los políticos decentes (José M. Otero Lastres)

José Manuel Otero Lastres (*) Pedro Sánchez ha dicho que cambia “los principios” en función …