Valdoviño patrocina a carrilana diseñada polo IES de Fene este ano, para o programa Hiperbaric Challenge

El alumnado de 3º y 4º de la ESO del CPI Atios de Valdoviño recibía la pasada semana una clase magistral sobre el diseño y fabricación de vehículos de inercia a cargo de los docentes del IES de Fene Daniel Bogo y Alberto Caaveiro.

Eran recibidos por la directora del centro, Tania Ruanova, y junto a ellos, participaban también Diego Barcia, director de la Asociación de la Bajada de Carrilanas de San Mamede y vocal de la Federación Española de Deportes de Inercia, y los concejales de Deportes, Sergio Saavedra, y Servicios, Benito Vega.

La presencia de los profesores del centro fenés no era casual; Por cuarto año consecutivo participan en el Hiperbaric Challenge, un programa educativo de referencia nacional dirigido a jóvenes de los últimos cursos de la ESO, Bachillerato y ciclos formativos que busca despertar su curiosidad científica animándolos a diseñar y construir un prototipo de coche de inercia, que posteriormente pueban en una carrera incluida en la Copa de Castilla y León de Deportes de Inercia a desputar en Burgos.

Este año, el Ayuntamiento de Valdoviño se convertirá en uno de los patrocinadores del vehículo que presentará el IES de Fene, actuando éste como embajador de la Baixada de Carrilanas a San Mamede, la prueba más antigua de todo el territorio nacional.

El objetivo de la jornada celebrada en el CPI Atios era acercar este deporte de inercia a los jóvenes del municipio y, como subrayaba Diego Barcia, lograr que las nuevas generaciones se enganchen a una tradición tan arraigada en la localidad como las carrilanas, favoreciendo su continuidad.

Daniel Bogo, profesor en el centro fenés, vecino de Valdoviño y ex estudiante del Atios, fue uno de los principales artífices de la jornada de divulgación celebrada, que sin duda sería un punto de partida de una relación de colaboración estable con el Ayuntamiento, la Asociación de la Baixada y el CPI.

El desafío

Bogo, junto a Alberto Caaveiro y Juan Carlos Romero, dirigen a los 10 alumnos del ciclo Electromecánica de Vehículos que participan en el Hiperbaric Challenge.

Un proyecto en el que llevan invertidas muchas horas, lectivas y no lectivas, y que crece alrededor del compromiso e implicación de maestros y alumnado. La construcción del vehículo arranca con el curso escolar, y se realiza en base a las especificaciones técnicas que remite la organización, aunque ellos van incorporando mejoras edición tras edición.

Además, este proyecto le permite trabajar no solo las habilidades propias del ciclo, sino y sobre todo, valores como el trabajo en equipo, autonomía, resolución de conflictos o capacidad de innovación. Y junto a las actividades en el taller, realizan también un proyecto de carácter social o ambiental, preciso para participar en el desafío.

Este año, diseñaron un compostero que facilitará la separación de los diferentes residuos orgánicos para segmentar aun más el proceso de compostaje, logrando abonos naturales más específicos en la composición. Un proyecto que desarrollan en colaboración con Aspaneps.

La jornada celebrada en el CPI Atios cumplió las expectativas, y muchos jóvenes  mostraron su interés por la carrilana construida en Fene, que pilotará la alumna Raquel Pena, también presente la semana pasada en Valdoviño.

 

 

Valdoviño patrocinará o vehículo que
presentará o IES de Fene no progrmaa Hiperbaric Challenge 

Lea también

Valdoviño acoge su II Mercado Ecológico

Con el cielo cubierto y amenaza de lluvia daba comienzo este sábado en la Puerta …