Celebrada la «fiesta del medio siglo», por todo lo alto. Gráficas del encuentro del «G-74»

(Testimonios de algunos de los asistentes)-«Nada más entrar en el Parador, ¡zas!, el primer impacto. La regresión a los 90 fue fulminante. Esa habitación que tantos tuvimos, con todos los detalles en las paredes: Patrick Swayze, Kirk Cameron, Rob Lowe… E incluído también el edredón al más puro estilo Joseba, de “Qué vida más triste”. Pero aquí tristeza cero. Ni nostalgia» señalaba uno de los asistentes al encuentro celebrado el pasado sábado, día 24, en el que se dieron cita un buen número de ciudadanos, en el Parador de Turismo para «celebrar los 50», fue «la viesta del medio siglo»

«Fue una inmersión en ese pasado reciente contagiados por la sonrisa joven de “Sensación de vivir”. La presencia de Brandon y Dylan nos recuperó esa vitalidad olvidada. Luego vendría el momento de encontrarlos en el baño para reírnos de todo y más».

Porque risas hubo muchísimas. Con los reencuentros, con las anécdotas revividas y también con las que se escribieron esa misma noche.

«Había tantas ganas de vernos, que entre saludos, gritos, abrazos… y copas, no me enteré del vídeo con los saludos de los famosos hasta el día siguiente, ni tampoco de la entrega de premios».

«Nos faltó la parada previa en Esteiro, pero el bus de La Nave cumplió su objetivo y nos trasladó a aquellas tardes en la Cabana (tardes que nos parecían noches, ojo! Que a las nueve había empujones para subir a los buses de regreso). Esta vez no salió a las nueve. Eran las cuatro y media cuando Ana y yo paseamos el bus por la pista pero nadie se quería ir. Menos mal que una hora después dio ejemplo el siempre formal Brandon Walsh para subirse y cerrar el chiringuito, que ya eran horas de hacer los últimos posados con los 50 del brilli brilli.

Lo peor fue dejar atrás las llaves y volver al día siguiente para recogerlas y ver que todo había desaparecido. Que la realidad se había restablecido en el hall del Parador. Por suerte el whatsapp y las fotos me recuerdan que fue una noche legendaria. Y que valió la pena cumplir los 50 en Ferrol.

«Para mi esta fiesta fue recuperar parte de mi vida porque el volver a ver a las personas que formaron parte de ella me devolvió momentos que creía olvidados. Solo puedo decir GRACIAS»

– “Emotivo”, es la palabra que define la fiesta de la G74 Ferrol. Para los que llevamos tiempo en la diáspora, volver a Ferrol a encontrarnos con tantos viejos amigos, recordando tantas historias y momentos de felicidad de una época que, sin duda, ha marcado nuestros años posteriores, en una fiesta que, sin ninguna duda, ha superado con creces las altas expectativas que teníamos. Una fiesta que nos va a dejar una permanente resaca emocional.
Una noche increíble, muy emotiva e inolvidable. Para los que llevábamos años descolgados de Ferrol, fue como si no hubiese pasado el tiempo. De nuevo compartir conversaciones, risas, besos, bailes, complicidades… como si el reloj hubiera retrocedido 30 años. ¡La gente estaba tan guapa!! Faltó noche… fue muy guay, un chute de buen rollo que nos supo a poco a todos».

«Para mí fue una inmersión en el pasado, un reencuentro con tantas personas que formaron parte de unos años maravillosos y que hacía 30 que no veía que junto con la puesta en escena de toda la fiesta, supuso una explosión de sentimientos positivos que no podré olvidar.»

-«Hace más de 30 años que no vivo en Ferrol. Eso hizo que no volviese a ver a compañeros y amigos de la infancia en todo este tiempo. Personas con las que compartí mucho, y que siempre habían formado parte de mi vida. Por eso, cuando te enteras de lo que se está montando, reúnes a todos tus contactos del 74 para que no te falte ninguno.
Y de repente te ves allí, 30 años después, y te reconocen y los reconoces, y parece que sigues en el recreo, y en la acera del Fontao, y en el Nº 7, y en Micro, y en La Nave, y en el murete de la plaza de Armas comiendo pipas, y en la sala de máquinas y en todos esos sitios donde has dejado parte de tu vida, quizás una de las que más marcan.
Y te das cuenta que 50 años no es nada cuando te encuentras con esas ganas de vivir y de celebrar de manera conjunta.
Y pides que no termine aquí, que no te ha llegado la noche, y tienes que seguir con ese reencuentro para poder asentar todos esas vivencias que llevas recordando con una sonrisa infinita desde el sábado.»

«Pocas veces escribo, lo sabéis.. pero precioso ver un grupo de amigos como vosotros..que a pesar de los años y las vidas seguis siendo los mismos cuando os juntáis..
Orgullosa de veros..
Y respecto a Niko..ayer ya se lo dije en persona.. pero hoy me gustaría hacerlo por aquí..a parte de la espectacular organización, decoración, regalos y sorpresas..llegar a la parte emocional de las personas en el mundo en el que vivimos cada vez es más complicado..
Tocaste el corazón de tod@s..Eso es magia pura!!!..GRACIAS

– «Enhorabuena x esta fiesta,x la ilusión que pusisteis,fue increíble,no os faltó detalle,creo q nos hicisteis felices a TODOS esa noche. M.lo pase tan bien q no sabría ni describirlo» Enhorabuena

-» Dende o sábado na miña cabeza e no meu corazón ecoan un sen fin de feiticeiras palabras como ledicia, conversas, sorrisos, apertas e bicos que envolven un grande paquete, un agasallo xigante que foi, o que foi, a Super Incríbel Festa da Xeración do 74 de Ferrol! Atoparse de novo coas persoas coas que convivimos nos estudos, xa sexan de primaria ou secundaria -hoxe da ESO e do Bacharelato-, e coas que comezamos experimentar a vida enche a cabeza e o corazón e, sobre todo, carga o corpo coa hormona máis potente do mundo, a dopamina; hormona do pracer, a recompensa e o amor. Si, como ledes, creo que máis dun e dunha dende o sábado lembrado o acontecido, vivido e sentido o seu cerebro segue a segregar dopamina facendo que os seus beizos se vaian tensando e no seu rostro remate por se configurar un feiticeiro sorriso. Para repetir unha e cen mil veces mais!!

» El parador de Ferrol semejaba al edificio de siempre !!!! En el momento en el que entrabas todo empezó a cambiar .

El traslado a los años 80/90 se empezaba a palpar, y a medida que venía la gente la emoción comenzaba a ser cada vez más grande .
Personas que no habías visto en 30 años tenían la misma sensación .
Alegria , euforia por poder volver a sentir lo que habías sentido con 18 años .
Hablar con las personas que tanto habías querido, rodeados de recuerdos …. No faltaba detalle para crear este ambiente tan maravilloso y ochentero. Tom Cruise en su moto a tamaño real , el bus de la nave , sensación de vivir , los baños empapelados de personajes de aquella época tan maravillosa».

Era como volver al pasado durante 9 horas .
Los abrazos eran constantes , la gente estaba eufórica y no faltaba razón .
Todo fue como una máquina del tiempo , como volver a la discoteca de moda de aquella época .
Cómo volver a Micro !!!! «

«Ha sido todo un éxito la Fiesta de los 50 de la mejor cosecha la del 74.
Para mi ha significado revivir las experiencias vividas años a y darme cuenta que el cariño que nos hemos tenido 30 o 40 años atrás es el mismo. Un honor tremendo y … para cuando la próxima? «.

Realmente lo vivido en la noche de ese sábado ha sido una increíble experiencia de vida que los participantes nunca olvidarán…y a seguir celebrando.

Lea también

Aprobada en Ferrol la reparación de aceras en diversos puntos

La Junta de Gobierno Local ferrolano JGL dió luz verde al expediente de contratación de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *